Luego del polémico comercial de Kendall Jenner, Madonna recordó su mal momento con Pepsi

Al igual que Kendall Jenner, Madonna estuvo en el centro de la controversia cuando fue imagen de Pepsi hace casi 30 años

Kendall Jenner no la ha pasado nada bien desde este martes, cuando Pepsi publicó su nueva campaña protagonizada por la hermana de Kim Kardashian. Fue cuestión de minutos para que el público tachara de "ofensivo" e "insensible" el anuncio en el que la modelo se une a una manifestación para después ofrecer una lata de soda a un policía. Y, a pesar de que horas después la marca retiró todo rastro del anuncio de la red, la hija de Kriss Jenner era el blanco de los comentarios.

kjzVER GALERÍA

Kendall Jenner no ha hecho comentarios al respecto, incluso ET Online asegura que la chica de 21 años está "devastada" porque, aunque el contenido creativo no fue de su autoría, es señalada por ser la imagen de la soda. Al igual que el público en general, algunas celebrities atacaron la campaña, como Lena Dunham o la hija de Martin Luther King. Y entre la ola de comentarios negativos, Madonna tomó sus redes sociales para mostrar, indirectamente, un poco de empatía a Kendall. Con una fotografía de ella sosteniendo una lata de la competencia, Coca-Cola, Madonna dejó claro de qué lado está. "¡Cuando te despiertas y te das cuenta de que esto no tiene sentido! Nota al pie: Mi comercial de Pepsi fue retirado hace 30 años porque estaba besando a un santo negro!", escribió en Instagram junto al video de Kendall.

md2aVER GALERÍA

- Kendall Jenner, en el centro de la polémica por su controvertido comercial para Pepsi

Hace casi tres décadas, la Reina del Pop también vio afectada su carrera por firmar un contrato como imagen de la marca. En enero de 1989, la cantante firmó con Pepsi un contrato de 5 millones de dólares, que le permitía a la marca publicar un video con el tema Like A Prayer y a Madonna bailando ante las cámaras. En ese entonces, el comercial protagonizó la historia de una niña que representaba a Madonna de pequeña, y que veía que los sueños se podían hacer realidad.

Sin embargo, en abril del mismo año la marca retiró el anuncio de su programación de mercadotecnia cuando Madonna publicó su propia versión del videoclip en el que incluyó cruces en llamas y la seducción de un santo, un video que no agradó mucho a la gente que se había encariñado con la versión familiar del clip y pronto empezaron a boicotear a la marca expresando que había sido su idea. La compañía optó por vetar a la cantante y cancelar su gran contrato con Madonna.

El sentimiento de incertidumbre y las ganas de alejarse del ojo público fueron parte de lo que Madonna vivió mientras duró el escándalo que llegó a ojos y oídos del Vaticano, desde donde condenaron el video. Por ello es que la cantante de 58 años optó por unirse a las miles de voces que desde hace unos días están en contra de Pepsi por incluir en su último comercial una referencia al movimiento Black Lives Matter, pues en vez de ganar la simpatía de sus consumidores, obtuvo comentarios negativos a nivel mundial.

Más sobre