Melanie Griffith rompe su silencio y habla sobre los motivos de su divorcio de Antonio Banderas

Melanie Griffith se sincera en la revista Porter del mes de abril. La actriz en una de sus entrevistas más reveladoras ha hablado de quienes han sido los hombres de su vida, de la cirugía estética, así como de su batalla contra la adicción al alcohol. Griffith se muestra tal y como es y confiesa que llegó a sentirse “atrapada” en su matrimonio con Antonio Banderas.

Melanie GriffithVER GALERÍA

Griffith habló de quienes han sido los hombres de su vida y ha confesado uno de los motivos de su ruptura con Antonio Banderas: “Parte de la razón por la que mi matrimonio terminó es porque personalmente me quedé atrapada. Nadie tuvo la culpa. No dejaré que eso vuelva a suceder, quiero disfrutar de la vida, quiero poder hacer lo que quiera". Pese a su divorcio, Antonio y Melanie mantienen buena relación, tal y como puso de manifiesto el actor malagueño en su última aparición en España: “Melanie y yo estamos muy bien. Además estoy encantado de que hayamos los dos sabido hacer las cosas de una forma elegante, algo que ha sido bueno para los dos y para la gente que nos rodea. Son muchos años…. Eso no lo vamos a enterrar, ha pasado, los recuerdos están ahí, Nicole lo entiende perfectamente.

A su vez, la que fuera esposa de Antonio Banderas, Don Johnson y Steven Bauer reconoce  que sus fracasos matrimoniales le han hecho demasiado cauta a la hora de comenzar una relación. “Soy tímida con los hombres ahora, muy reticente. No he conocido a nadie en los casi dos años que llevamos divorciados”. Sin embargo, eso no ha impedido que su amiga Kris Jenner no deje de presentarle a posibles candidatos.

Melanie GriffithVER GALERÍA

La actriz, de 59 años, también habló sobre sus continuas operaciones de cirugía estética: "No era consciente hasta que la gente empezó a decir, pero Dios mío ¿qué se ha hecho? Tuve que ir a otro médico para deshacer muchas operaciones. Afortunadamente,  parezco mucho más normal ahora". El próximo mes de agosto, Melanie Griifith entrará en el club de las actrices con 60 años y lo hace trabajando en su último proyecto, Dabka, una historia sobre un periodista que se infiltró dentro de una organización de piratas en Somalia.

Por último, la intérprete desvela cómo se enfrentó a sus problemas con el alcohol. Melanie entró en un centro de rehabilitación en 1988 para tratar su adicción cuando su primer hijo tenía tres años: "Yo era una madre funcional, no era como un borracho tirado por los suelos", señala. "No hice cosas que debería haber hecho, pero siempre estuve pendiente de mis hijos".

Más sobre