Sasha, el tierno 'bebito deportista' de Shakira y Gerard Piqué

A sus dos añitos de edad, el hijo menor de Shakira y Piqué ya sabe cómo jugar tenis

Aunque así lo haga parecer gracias a sus publicaciones en Instagram, no todo en la vida de Shakira son bailes de bachata y videos junto a Prince Royce. La famosa cantante colombiana también tiene ratos libres fuera de su agenda de trabajo, en los que se dedica a apreciar los ratos más tranquilos que pasa con sus hijos Milan (4) y Sasha (2). Como una normal madre de familia, Shak está al pendiente de sus niños incluso cuando se encuentran jugando en casa. Es ahí en donde puede disfrutar de los momentos inolvidables de la vida de los pequeños, ambos fruto de su relación con Gerard Piqué, instantes que comparte con sus fans a través de las redes sociales.

Esta semana, Shakira volvió a consentir a sus seguidores con un tierno video de su hijo menor. En el clip, el pequeño de la familia Piqué-Mebarak aparece demostrando sus dotes deportivas, una característica que sin duda heredó de su papá. A Sasha parece gustarle mucho el tenis y, a su corta edad, entiende muy bien cuáles son las reglas básicas de ese deporte. Además, Sasha también parece estar muy interesado en el básquetbol y, para practicar, el patio de su casa es el mejor lugar que pudo encontrar pues está equipado con una canasta que, a pesar de ser para niños, aún le queda un poco alta.

Una publicación compartida de Shakira (@shakira) el

Sasha no es el único de la familia en presumir que el gusto por el deporte viene en los genes. Su hermano mayor, Milan, también se ha dejado llevar por la emoción cuando tiene enfrente una pelota y una raqueta. Gerard Piqué ha sido el entrenador de sus hijos en este divertido deporte que practica toda la familia. Un par de meses atrás, los orgullosos padres publicaron un video en donde Milan hacía muy buenos saques, dejando asombrados a sus seguidores.

Una publicación compartida de Shakira (@shakira) el

Shakira y Piqué están más tranquilos a comparación de finales del año pasado, cuando Sasha estuvo hospitalizado por varios días, causando que la cantante cancelara un par de presentaciones, entre ellas la que haría en los Latin Grammy. Por suerte, sólo se trató de una infección que pronto controlaron los médicos.

Por si el susto no fuera suficiente, a principios de año la pareja volvió a estar preocupada, esta vez por la salud de Milan. De urgencia, Shakira, acompañada de su hermano Tonino, acudieron al hospital y, al igual que sucedió con su hermanito, fue atendido rápidamente y en cuestión de días volvía a sonreír como un niño sano.

Más sobre