Familiares y amigos de George Michael le dan su últimos adiós en un funeral privado con polémica

Entre los asistentes estuvieron sus grandes amigas Kate Moss y Geri Horner, la ex Spice Girl

Tal y como se había comentado que era deseo de la familia, el  funeral del cantante George Michael fue una ceremonia íntima a la que asistieron sólo sus más allegados. Durante el servicio, la familia del artista, que falleció el pasado 25 de diciembre, agradeció a sus seguidores sus mensajes de amor y apoyo. Los excompañeros de Michael en la banda Wham!, Andrew Ridgeley y Martin Kemp, con su mujer Shirlie Kemp, además de Helen Pepsi DeMacque-Cockett, componente también del grupo y que luego se unió a Pepsi & Shirlie, estuvieron arropando a la familia.

fgm-kate-moss1VER GALERÍA

PULSE SOBRE LA IMAGEN PARA VER LA GALERÍA DE FOTOGRAFÍAS

Estuvo además Kenny Goss, expareja de Michael, que seguía manteniendo una cercana relación con el artista y los suyos. La celebración de esta ceremonia no se conoció de manera pública, debido a que querían que fuera algo privado, sin la presencia y la expectación de los cientos de fans que tenía el artista y que inundaron su residencia de flores y mensajes de condolencia. Los asistentes llegaron al cementerio de Highgate en el norte de Londres atravesando algunas medidas de seguridad y con la tarjeta de agradecimiento de asistencia al funeral, en la que aparecía una imagen de George y un pequeño poema.

fgm-fawaz1VER GALERÍA

“Las lágrimas en la tierra se convertirán en sonrisas en el cielo...” así comenzaba el fragmento de la tarjeta. Parece que la ex Spice Girl Gery Horner pronunció unas palabras durante el servicio de su gran amigo, en el que estuvo también la modelo Kate Moss, muy cercana a Michael y a la que se vio con gafas oscuras y muy afectada. Posteriormente hubo un velatorio íntimo. Sin embargo, pese a que se quería hacer una despedida sencilla, esta estuvo de nuevo teñida de polémica. Ocurrió que su pareja Fadi Fawaz se enteró por la prensa apostada a las puertas de su domicilio de que el funeral se estaba celebrando, tal y como informa el Daily Mail, y acudió al cementerio. La familia, que ya había anunciado que no quería que asistiera, sólo le permitió acceder a la ceremonia y no al posterior velatorio, así que se le vio abandonando el recinto en su coche.

George Michael fue encontrado el pasado 25 de diciembre en su residencia en Goring-on-Thames, en el condado inglés de Oxfordshire. El forense Darren Salter, encargado del caso, llegó a la conclusión de que el músico falleció por “causas naturales” a consecuencia de una “cardiomiopatía dilatada con miocarditis e hígado graso”.

Más sobre