Elogian a un turista por comprarle ropa y zapatos a niño desamparado: “Lloré tras ver la sonrisa de aquel niño”

Un buen samaritano quiso ayudar a un niño descalzo que se encontraba vendiendo comida afuera de un centro comercial en Manila

Ahyan Yerro, un empleado de una tienda Nike que se encuentra en Manila, contó que el centro comercial en donde se encontraba terminando su turno estaba a punto de cerrar. De repente entró un niño descalzo acompañado de un hombre. Yerro reconoció al niño, quien se llama Warren, pues habitualmente lo ve afuera del centro comercial vendiendo comida, pero a quien no reconoció fue al hombre que lo acompañaba.

HAZ CLIC EN LA FOTO PARA VER LA GALERÍA

Elogian a un turista por comprarle ropa y zapatos a niño desamparadoVER GALERÍA

“Aquel señor, quien evidentemente era un turista, le dijo al niño ‘escoge los tenis que quieras’”, contó el empleado de la famosa zapatería. “Warren tiene 14 años, cuando mucho, y no lo podía creer; miró cuidadosamente nuestro surtido y habló muy poco”.

Tras escoger un par de tenis, Ahyan tomó las medidas de su pie y buscó el tamaño ideal. El vendedor ambulante se probó el calzado y su rostro rápidamente se iluminó. “Yo tuve un turno bastante largo y pesado, pero lloré tras ver la sonrisa de aquel adolescente al probarse los zapatos”, contó Ahyan, quien pidió permiso para tomarles algunas fotos a los dos hombres.

Elogian a un turista por comprarle ropa y zapatos a niño desamparadoVER GALERÍA

Mara Karmela, una empleada del gobierno filipino, también presenció el momento y tomó algunas fotografías: “Muchas personas miraban al pobre niño con asombro cuando entró al centro comercial porque su ropa estaba bastante sucia”. Después de pagar por la mercancía, el turista, quien no quiso dar su nombre, acompañó a Warren a otras tiendas para comprarle ropa, aseguró Yerro.

Elogian a un turista por comprarle ropa y zapatos a niño desamparadoVER GALERÍA

La cadena CBN News encontró al buen samaritano en Facebook e intentó entrevistarlo, pero él no quiso darse publicidad. El turista agradeció a Ahyan por publicar la anécdota en su cuenta de Facebook: “Me enseñaron tu publicación y vi que muchas personas la compartieron. Gracias por hacerlo, fue muy lindo de tu parte”. Aunque aquel hombre, de cabello rubio y con tatuajes en los brazos, quiso mantener su anonimato, expresó que le gustaría que su caridad alente a otras personas a hacer algo parecido.

Más sobre