Walter Mercado, el nuevo Rey del desfile puertorriqueño en Nueva York

El desfile se celebrará este año en las calles de Manhattan el 11 de junio

Cada vez falta menos para el gran Desfile Nacional Puertorriqueño en Nueva York y, a la par de los preparativos que llenarán de alegría algunas calles de la Gran Manzana, los organizadores anunciaron a la celebridad que este año portará el título de Rey. El elegido es Walter Mercado, puertorriqueño de nacimiento y famoso en toda Latinoamérica por sus predicciones astrológicas.

><img alt=VER GALERÍA

El anuncio se hizo oficial este martes; sin embargo, Walter será condecorado con el título el día del Festival, a celebrase el próximo 11 de junio. Así, El astrólogo, también conocido como Shanti Ananda, se suma a la lista de puertorriqueños que han portado el mismo título, como Ricky Martin (2007 y 2010), Marc Anthony y Jennifer Lopez.

Además de ser reconocido en Estados Unidos y América Latina, Walter Mercado posee un buen corazón. Por ello es que las coloridas capas con las que se dio a conocer en la década de los 90 ahora están guardadas y conservadas en cajas, para después venderlas y utilizar el dinero en actos de beneficencia. “He cambiado, aunque hay cosas que no pueden cambiar — porque antes muerto que sencillo — pero ya las capas se fueron. Están en unas cajas porque eso va a servir para ayudar a muchos niños con espina bífida y mujeres maltratadas. Quiero colaborar con la juventud puertorriqueña, quiero trabajar por un Puerto Rico mejor", contó sobre su icónica vestimenta.

><img alt=VER GALERÍA

- Regresa Walter Mercado: El querido psíquico protagoniza el mejor anuncio del año

Para Walter, de 85 años, estas son muy buenas noticias pues apenas hace unos meses recuperó los derechos de utilizar su propio nombre en Estados Unidos con fines comerciales o de espectáculo. Walter pasó por momentos complicados entre batallas legales con su manager que había puesto ese bache en su carrera. Además, el psíquico pasó por problemas de salud en 2012, cuando tuvo problemas cardiacos que lo obligaron a poner una pausa en sus actividades. “Estuve muerto. Vengo de la tumba, vengo de las nieves, del torbellino que pasó por mí. No entendían lo que pasaba porque ni fumo ni tomo alcohol, así que fue un milagro”, es como recuerda ese lapso en el que no gozó de buena salud.

Más sobre