La reacción de las gemelas de Madonna al recibir su primera Barbie

Las gemelas de Madonna son adorables. Stella y Esther, de cuatro años y medio, son las estrellas del nuevo vídeo que la cantante publica en su cuenta de Instagram en el se aprecia su reacción al tener su primera muñeca Barbie. Hasta ahora las niñas estaban más interesadas en jugar con los Pokémon, pero ahora han encontrado en Barbie a una nueva compañera de juegos. En el video, Stella y Esther aparecen emocionadas con su nuevo juguete mientras entonan la canción Finger Family, muy popular entre los niños. "¡Lo que sucede cuándo recibes tu primera muñeca Barbie! Pikachu mordió el polvo", dice el mensaje de la cantante. 

Vestidas iguales con dos camisones de color blanco, muestran su simpatía y desparpajo en el vídeo. Y es que desde que llegaran a la vida de la cantante,Madonna está fascinada con ellas. Hace unos meses, la cantante confirmó a los medios la adopción de las gemelas y desde entonces, comparte con sus seguidores la dicha de ser madre de estas adorables niñas.

 

What happens when you get your first Barbie Doll! 💇🏾💇🏾! Pikachu is left in the dust! @moschino 😂💘

Una publicación compartida de Madonna (@madonna) el

Sin duda la vida  les ha sonreído a estas niñas, que fueron adoptadas del orfanato Home of Hope, ubicado en Mchinji, Malawi. Stella y Esther compartían techo con otros 650 niños en las mismas condiciones de abandono que ellas. Ahora, las gemelas son el centro de atención de la cantante de 58 años. Tras completar el proceso de adopción en Malawi, la reina del pop abandonó el país africano rumbo a su casa de Nueva York, donde han comenzado una vida llena de oportunidades, al lado de su mamá y de sus otros cuatro hermanos, Lourdes, de 20 años, Rocco, de 16, David Banda, de 11, y Mercy James, de 11. Los dos últimos fueron adoptados por Madonna también en Malawi -David, adoptado en 2006, y Mercy James, en 2009-.

La historia de las niñas conmovió profundamente a Madonna. La madre de las gemelas murió después del parto, en agosto de 2012. Tras la operación, Patricia -nombre de la mamá biológica de las niñas- perdió mucha sangre y murió poco después. El padre de las gemelas , que se gastó todos sus ahorros en el entierro de su mujer, no podía mantenerlas, ya que además tiene otros tres hijos y no tuvo más remedio que dejarlas en el orfanato. 

Más sobre