Irina Shayk y Bradley Cooper celebraron juntos el baby shower de su bebé

La pareja se la pasó de maravilla en la fiesta que sus amigos y familiares organizaron para ellos en Los Ángeles

Puede que Irina Shayk y Bradley Cooper sean muy discretos con su relación como pareja. Desde que empezaron a salir, ambos evadieron las preguntas sobre su romance y dejaron que el tiempo se encargara de todo hasta que verlos juntos ya no resultaba una sorpresa. Lo mismo intentaron hacer con el embarazo de la modelo que, en noviembre pasado, quedó al descubierto durante el Victoria's Secret Fashion Show, en donde su pancita se asomaba entre las prendas y logró robarse las miradas de todos. Sin embargo, la emoción de los futuros padres es más grande que la necesidad de discreción y, tratando de ignorar la atención de los medios y sus fans, celebraron muy contentos el baby shower de su primer bebé.

is2zVER GALERÍA

Todo fue sonrisas y alegría en el evento pensado especialmente para la pareja. Según publica E! News, el lugar estuvo decorado con los colores que anuncian el sexo del bebé, información que no ha sido revelada al público en general pero deja claro que los futuros padres ya saben qué les traerá la cigüeña. "Bradley estuvo ayudando todo el tiempo. Lo acompañó su mamá, quien también supervisó que el baby shower saliera bien".

- ¡Por fin! Irina Shayk presume de embarazo sobre la pasarela

- El anillo de Irina Shayk, similar al de compromiso de Kate Middleton, ¿significa que pronto habrá boda?

- Bradley Cooper, el más emocionado con los ultrasonidos de su bebé con Irina Shayk

El portal también detalló que Irina recibió varios regalos "adorables", incluyendo mucha ropita de diseñador y juguetes muy caros. "Irina sonreía de oreja a oreja todo el rato. La fiesta fue más que perfecta, incluso más de lo que ella imaginaba", continúa la publicación.

is1zVER GALERÍA

Irina y Bradley tampoco han hablado abiertamente sobre la fecha en la que su bebé llegará al mundo, aunque muchos suponen que será en mayo. Durante su dulce espera, la modelo rusa se ha sentido muy bien y también se ha dejado llevar por los antojos propios del embarazo, eso sí, sin dejar de ejercitarse para no subir de peso si no es necesario. "Ama estar embarazada y ver crecer su barriguita", confirmó la fuente al sitio. "Ha hecho mucho ejercicio pero con la supervisión de un entrenador".

Las pistas del romance entre Irina y Bradley surgieron en 2015, después de que la modelo terminara su relación de siete años con el futbolista Cristiano Ronaldo y el actor pusiera fin a su noviazgo con Suki Waterhouse. "Irina y Bradley están muy bien. Bradley la ayuda y acompaña a sus citas con el médico. Está muy emocionado con la idea de ser padre", agregó el informante para callar los recientes rumores sobre una posible separación de la pareja.

Más sobre