Diego Matamoros, detenido por una presunta agresión a su expareja

El juzgado ya ha puesto en libertad al hijo de Kiko Matamoros, quien deberá cumplir una orden de alejamiento hasta que finalice el procedimiento

Diego Matamoros, hijo del popular colaborador de televisión Kiko Matamoros, ha sido detenido en Boadilla del Monte, su lugar de residencia, tras una denuncia por amenazas y agresión presentada por su expareja. 

Según han confirmado fuentes policiales a Europa Press, la exnovia de Diego Matamoros interpuso una denuncia en la comisaría de la Policía Nacional en Pozuelo de Alarcón. La denunciante, Tanit Grande, madre de la hija de Diego, le acusaba de amenazarle y agredirle, por lo que la Policía avisó a la Guardia Civil, que se personó en Boadilla del Monte, donde Diego fue detenido.

diego-matamoros-gtres2VER GALERÍA

Acusado de un presunto delito de maltrato, el hijo del colaborador de Sálvame, que trabaja en el mundo de la formación física, pasó posteriormente a disposición de los Juzgados de Móstoles. De acuerdo con las mismas fuentes, Diego Matamoros no tenía antecedentes por violencia de género ni tampoco denuncias previas. 

Tal y como informa el TSJ de Madrid a través de un comunicado, el juzgado de Móstoles ya ha puesto en libertad a Diego y le ha trasladado la orden de alejamiento según la cual no podrá acercarse a menos de 500 metros de su expareja, ni tampoco comunicarse con ella a través de ninguna vía, hasta que finalice el proceso, que continuará en el juzgado nº2 de Pozuelo, especializado en Violencia sobre la Mujer. 

-Diego Matamoros pone punto y final a su relación laboral con Toño Sanchís

"El juzgado de instrucción nº 4 de Móstoles, en función de guardia de detenidos, ha ordenado la libertad de Diego M.F., tras ser puesto a su disposición por los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado por la supuesta comisión de un delito de lesiones sobre Tanit G. L. El mismo juzgado ha dado traslado al acusado de la orden de alejamiento dictada contra él por el Juzgado nº 1 de Pozuelo de Alarcón, que también en funciones de guardia, tramitó de forma simultánea la denuncia presentada contra Diego M.F. por su excompañera sentimental. La orden de alejamiento de 500 metros y la prohibición de comunicarse por cualquier medio con la víctima hasta la terminación del procedimiento, la dictó  el juzgado de Pozuelo de Alarcón ante la situación de riesgo que presentan los hechos.  El procedimiento continuará su curso en el juzgado nº 2 de Pozuelo, especializado en Violencia sobre la Mujer", reza la nota emitida por el gabinete de prensa del TSJ de Madrid. 

kiko-matamorosVER GALERÍA

Tras estos acontecimientos, Kiko Matamoros ha querido pronunciarse en Sálvame: "Del incidente de mi hijo hay varias versiones y desde luego que hay cosas que me cuesta creer", ha declarado. "No se ha celebrado ningún juicio", afirma, desmintiendo lo que se había publicado en algunos medios. "El juez de guardia del juzgado de Móstoles ha atendido la denuncia, Diego ha prestado declaración en esa sede judicial y se ha derivado a Pozuelo, que es el que entiende de violencia de género", aclara.

Ha explicado que en el enfrentamiento participaron tres personas -contando a Diego, Tanit y un acompañante de ella- y que, en el momento de la detención, "Diego estaba en el hospital" debido a algunas lesiones que también sufrió. Kiko ha confesado que la situación le "preocupa mucho" y que sabe que "tendrá consecuencias muy duras, aunque le absuelvan". "Si se demuestra que ha hecho mal, tiene que pedir perdón a quien corresponda y después apechugar", ha concluido. 

El propio Diego ha hablado con el programa, revelando sus primeras impresiones: "Está en manos de mi abogado, confío plenamente en la justicia, en que todo se va a resolver a mi favor. Es una losa muy difícil de levantar, pero que confío en que se solucione", ha declarado, negando la versión aportada por su expareja.

Más sobre

Read more