Barack y Michelle Obama, de visita en Nueva York, disfrutan de un almuerzo con Bono

Los Obama se reunieron este viernes por la mañana con el líder de U2 y su hija, Jordan Hewson

La nueva vida de Barack Obama y su esposa, Michelle, no podría ser más tranquila y llena de sonrisas. Después de firmar un millonario contrato para que cada uno escriba sus memorias sobre los ocho años que pasaron en la Casa Blanca, la pareja empieza a reunirse con sus amigos sin sacrificar actos oficiales. Con la libertad de un matrimonio feliz, los Obama aprovechan la activa vida de sus hijas, Malia y Sasha, para viajar por el país. Este viernes, en una visita a Nueva York, Barack y Michelle se reunieron por la mañana con Bono, uno de sus grandes amigos, para almorzar.

b1zVER GALERÍA

Al estilo de las famosas parejas de Hollywood, Barack y Michelle llegaron al restaurante en donde decenas de sus fans los esperaban en la puerta para tomarse una fotografía con ellos. Siempre sonrientes y con mucho estilo, los Obama llegaron con su mejor gesto para quienes los veían pasar, saludándonos a la distancia mientras se acercaban al lugar de su cita con el líder de U2 y su hija de 27 años, Jordan Hewson.

Michelle, deslumbró en la Gran Manzana con en color negro a la altura de la cintura, blusa blanca con detalles en el cuello y un abrigo gris. En la mano, destacó el bolso de 995 dólares firmado por Alexander Wang mientras que sus pasos firmes se marcaban por un par de zapatos altos también en color negro.

mozVER GALERÍA

Barack, con un estilo semi formal, se presentó al almuerzo muy combinado con su esposa. Pantalón de vestir y blazer oscuros hicieron juego con la camisa blanca que portaba sin corbata y desabotonada de arriba. Aunque los detalles de su reunión no han sido revelados, al interior del restaurante neoyorquino se podía ver cómo los Obama pasaban un buen rato junto a Bono y su hija.

bo2zVER GALERÍA

El ex Presidente de Estados Unidos y la ex Primera Dama han dado un recorrido culinario en sus días en la Gran Manzana. Aprovechando su vistia a Nueva York para convivir con su hija mayor, Malia -quien se mudó a Manhattan a principios de año por motivos de trabajo-, el jueves los orgullosos padres invitaron a su hija a cenar a Carbine, un restaurante conocido por su comida italiana y variedad de vinos.

Más sobre