Nace la hija de José Fernández, el fallecido beisbolista cubano, y su novia María Arias Lizardo

Según revelaron algunos allegados a la familia, la hija de José y María se llamará Penélope, pues así lo habían decidido desde agosto

Según publicó el diario Miami Herald, el fin de semana pasado nació la hija de José Fernández, el difunto beisbolista de los Marlins de Miami, y María Arias Lizardo, su novia. Tal y como lo habían decidido desde agosto, la bebé fue nombrada Penélope, nombre que escogieron ambos padres.

Nace la hija de José Fernández, el fallecido beisbolista cubano, y su novia María Arias LizardoVER GALERÍA

El lanzador estrella de los Miami Marlins, quien contaba con 24 años de edad, falleció en septiembre a causa de un accidente de bote. Según el diario Associated Press, una patrulla de la Guardia Costera encontró un bote estrellado a las 3:30 am en un embarcadero que forma parte de la bahía de Miami Beach. En el bote descubrieron el cadáver de José, quien había anunciado el embarazo de su novia una semana antes.

Nace la hija de José Fernández, el fallecido beisbolista cubano, y su novia María Arias LizardoVER GALERÍA

La trágica muerte del lanzador cubano conmovió al mundo entero ya que era uno de los jugadores más admirados no solamente por su talento y pasión por el deporte, sino por su historia de vida que hoy en día sigue emocionando.

José Fernández nació en Cuba y desde pequeño intentó escapar de la isla para llegar a los Estados Unidos y jugar en las Grandes Ligas de béisbol. Fueron tres veces las que lo capturaron junto a varios familiares cuando intentaba salir de la isla. Su intención también era reunirse con Ramón Jiménez, su padre de crianza quien abandonó Cuba en 2005 para vivir Tampa, Florida. El adolescente experimentó varios intentos de fuga fallidos, mismos que lo llevaron a pasar algunos días en prisión con tan solo 14 años de edad.

Nace la hija de José Fernández, el fallecido beisbolista cubano, y su novia María Arias LizardoVER GALERÍA

En uno de esos intentos, José se lanzó al mar para rescatar a una persona que se había caído del bote. Al descubrir de quién se trataba, se sorprendió al ver que le había salvado la vida a Maritza Fernández, su propia madre. Sorteando grandes obstáculos en su Cuba natal, finalmente, José Fernández y su querida mamá lograron llegar a Estados Unidos en 2008.

En Florida se reencontró con Ramón Jiménez, quien expresó a Univisión tras la muerte del beisbolista: “Quisiera que lo recordaran no como el gran pitcher, sino como un gran ser humano”. Lo cierto es que este joven deportista se destacó en el deporte así como en su vida personal. Así mismo lo contó Scott Boras, su manager, quien aseguró que lo que realmente enorgulleció a José fue poder complacer a su madre: “¿Puedes creerlo? Yo soy ese pequeño niño cubano y compré una casa a mi madre en los Estados Unidos”.

Más sobre