Marc Anthony, el consentido de su hija Emme, se deja pintar las uñas de rosa

Con un divertido momento de padre e hija, el cantante felicitó a sus amigos de Gente de Zona por su éxito en los Premio lo Nuestro

Marc Anthony tiene miles de fans que harían cualquier cosa por él y, aunque es muy agradecido, no llegaría tan lejos para corresponder el cariño de sus admiradores devolviéndoles el favor de la misma forma. Sin embargo, hay una personita por la que estaría dispuesto a hacer las travesuras más ocurrentes: su hija Emme de nueve años de edad, fruto de su relación con Jennifer Lopez.

jl1zVER GALERÍA

Muy pocas veces el cantante se deja ver en su papel paterno, fotografiado con sus hijos y, mucho menos, en la intimidad de su hogar. Pero este jueves fue diferente. Mientras estaba atento a los ganadores de los Premio lo Nuestro, el boricua envió sus felicitaciones a Gente de Zona por los galardones obtenidos en esta edición.

El mensaje era de esperarse por la estrecha amistad que comparte con la agrupación cubana: "¡Felicidades a Gente de Zona por sus triunfos en Premio lo Nuestro!". Pero lo que llamó más la atención fue la sesión de manicura que tenía en el momento de tomarse una foto para enviar su comentario.

Su hija Emme estaba muy concentrada pintando las uñas de papá de tono coral. El cantante y la pequeña estaban en el estudio de grabación compartiendo un bello momento de padre e hija. La niña, muy atenta pintaba con cuidado cada uña de la mano derecha de su padre mientras él presumía orgulloso el resultado de la izquierda.

ma1aVER GALERÍA

- FOTOS: Casper Smart intentó reconquistar a Jennifer López con un ramo de flores

- Mariana Downing, la modelo de 21 años que conquistó a Marc Anthony

Emme y su hermano mellizo, Max, cumplieron nueve años el miércoles pasado. Sus padres organizaron sus agendas para festejar por adelantado el día en el que los niños nacieron y cambiaron sus vidas para siempre. Reunidos con un grupo de amigos, entre ellos Leah Remini y Angelo Pagan, los dos cantantes tuvieron un encuentro familiar para presenciar el momento en el que los pequeños soplaban las velitas de su pastel.

jloaVER GALERÍA

Más sobre