¡Enhorabuena! La sobrina de Britney Spears, Maddie, ha salido del hospital

La niña sufrió un accidente el pasado domingo 5 de febrero; estuvo sumergida en el agua por un par de minutos

Tras unos días de angustia, los Spears al fin pueden estar tranquilos. La sobrina de Britney Spears, Maddie, ha abandonado el hospital en el que se encontraba internada desde el pasado domingo, luego de sufrir un accidente en un vehículo todo terreno. A través de su cuenta de Instagram, Jamie Lynn, madre de la niña, y su esposo, Jamie Watson compartieron una fotografía con Maddie dejando el University and Children's Hospital de Nueva Orleans, a bordo de un helicóptero.

jamie1-VER GALERÍA

La imagen está acompañada por el siguiente texto, en el que la madre de la niña se muestra agradecida por las oraciones y buenos deseos para su hija y su pronta recuperación. “Gracias a la asombrosa respuesta de los equipos médicos del University and Children's Hospital in New Orleans, LA, ahora vamos de regreso a casa con nuestra niña mientras ella continúa recuperándose. Estamos muy agradecidos por cada una de sus oraciones, porque sabemos que eso fue lo que hizo la diferencia. De nueva cuenta, gracias a todos. Estamos profundamente bendecidos”.

maddie-VER GALERÍA

La niña de ocho años sufrió un accidente el pasado domingo 5 de febrero. Maddie iba conduciendo un vehículo y al tratar de esquivar un obstáculo, cayó en un estanque. Horrorizados, Jamie Lynn y su esposo vieron como la niña se sumergía precipitadamente en el agua y corrieron para tratar de salvarla. El cinturón de seguridad y la malla protectora les impidieron sacar a la niña y de inmediato, los servicios de emergencia llegaron al lugar para salvarla.

britney-VER GALERÍA

Poco después del accidente, la ‘Princesa del Pop’ pidió a sus seguidores orar por la salud de su sobrina. En su Instagram escribió: “Necesito todos los deseos y las oraciones para mi sobrina”, mientras que el abuelo materno de Maddie Jamie Spears dijo: “Lo que podemos hacer es rezar por nuestra niña Maddie”.

Maddie fue llevada de inmediato al hospital y tras pasar unas horas inconsciente, al fin el martes 7 de febrero, abrió los ojos y empezó a reconocer los rostros de sus familiares. Al parecer, la pequeña no tiene secuelas del accidente, ni presenta daño neurológico como se temía, pues estuvo un par de minutos bajo el agua.

Más sobre