Super Bowl: 10 inolvidables shows del medio tiempo difíciles de superar

¿Quién dijo que el super Bowl es sólo una fiesta dedicada al deporte?

Cada año se revive la emoción de saber qué equipo logrará llevarse a casa el Trofeo Vince Lombardi, que los coloca como campeones indiscutibles del Super Bowl en turno. De igual forma, miles de personas en el mundo esperan el medio tiempo del partido para ser testigos de una gran actuación. Este año, Lady Gaga será la encargada de amenizar el halftime con un show que, según varios medios internacionales, será el más costoso de la historia con una producción aproximada de 10 millones de dólares.

PULSA EN LA FOTO PARA VER LA GALERÍA COMPLETA

lgzVER GALERÍA


MICHAEL JACKSON
La expectativa que Gaga creó es muy grande, incluso más si considera que detrás del prometedor show que anunció hay una serie de leyendas del medio tiempo que pocos han podido olvidar. Una de ellas fue la presentación de Michael Jackson en 1993, cuando mostró al mundo lo que sepodía hacer en un evento deportivo y cantó junto a un coro de tres mil 500 niños su sencillo Heal the World. El Rey del Pop logró recuperar la audiencia que el evento deportivo había perdido en años pasados cuando el medio tiempo aún no cobraba tanto interés y la justa deportiva no parecía suficiente para acaparar a los millones de espectadores que hoy están atentos al partido.

En ese entonces, Michael Jackson dejó a todos sorprendidos luego de aparecer "mágicamente" en el escenario y obsequió una de sus muy famosas rutinas de baile mientras cantaba Billy Jean y Black or White. Además, el público en las gradas participó sujetando carteles que formaban dibujos hechos por los niños de Los Ángeles.



MADONNA
Si el Rey del Pop estuvo presente en el magno evento, la Reina del Pop también acudió para reclamar su sitio en 2012. Su presentación acaparó la atención de todos en cuanto apareció en medio del campo vestida como gladiadora y las notas de Vogue y Music empezaban a sonar. La tecnología ayudó mucho pues en un escenario en el que la luz del sol ya no brillaba, los juegos de luces tomaron un papel muy importante.

Al lado de M.I.A., LMFAO y Nicky Minaj, Madonna se lució con sus temas, acróbatas y varias coreografías que mantuvieron a los espectadores atentos a cada movimiento. Para cerrar, Cee Lo Green y un coro góspel la ayudaron a cantar Like a Prayer.


BLACK EYED PEAS
En la cima de su éxito y con temas muy alegres que pocos desconocen, Fergie, Will.I.Am, Taboo y Apl.de.ap bajaron por el aire al escenario del medio tiempo del Super Bowl XLV. Su presentación con tintes futuristas llenó de energía a los espectadores tanto en vivo como a quienes veían el partido por televisión. En medio de su tema Boom Boom Pow, los acordes cambiaron por unos aún más famosos y junto a Slash cantaron Sweet Child o' Mine, de Guns N' Roses. Sin dejar fuera Pump It y Where is the Love?, contaron con la presencia de Usher que colaboró en la canción OMG.


BEYONCÉ
Presentada como toda una reina, la Queen Be derrochó estilo y mucho ritmo durante la edición de 2013 en la que puso a todos a bailar con Crazy in Love. Un par de canciones después, el medio tiempo del partido entre los 49ers de San Francisco y los Ravens de Baltimore se convirtió en el reencuentro de Destiny's Child con la presencia de Kelly Rowland y Michelle Williams sobre el escenario.



KATY PERRY
Desde que anunció que sería la encargada del Medio Tiempo del Super Bowl XLIX, Katy Perry prometió un show muy divertido y lleno de sorpresas, además de mucha diamantina y gatitos. Pero en lugar de un minino, la cantante entró al escenario sobre un enorme león mientras ella cantaba Roar. Entre un juego de luces, Katy continuó con White Horse para dar paso al tema con el que se hizo conocida a nivel mundial, I Kissed A Girl, esta vez acompañada por Lenny Kravitz.

Esa fue la ocasión en la que los tiburones azules que bailaron junto a ella Teenage Dream y California Gurls se convirtieron en un icono de la cantante. Missy Elliot también formó parte de este show en el que puso el toque Hip-Hop. El medio tiempo culminó con Katy Perry atravesando por el aire el estadio de la Universidad de Phoenix, en Arizona, mientras cantaba Firework y, como era de esperarse, cientos de fuegos artificiales decoraron la noche.

El show de Katy Perry contó con 118.5 millones de espectadores, convirtiéndolo en el más visto de la historia del Super Bowl.



JANET JACKSON Y JUSTIN TIMBERLAKE
Para algunos, la calidad musical de este show no es de las favoritas del público; sin embargo, en la edición de 2004 este par pasó a la historia por enmarcar el momento en el que Justin Timberlake dejó al descubierto un seno de Janet Jackson. Mientras ambos cantaban Rock Your Body, justo en la parte en la que la letra dice "voy a desnudarte antes de que termine la canción", el ex ‘N Sync arrancó parte del vestuario de la cantante, mostrando el pecho de Janet quien llevaba una estrella que ayudaba a cubrir su cuerpo.

Aunque muchos tachan el incidente como algo imprevisto, pocos creen que se haya tratado de un accidente. Como haya sido, se convirtió en un escándalo en Estados Unidos y, además de una gran multa por parte de la FCC, las cadenas que transmiten en vivo un evento similar deben hacerlo con cinco segundos de retraso para tener tiempo de interrumpir la transmisión antes de que un descuido parecido salga al aire.


AEROSMITH, 'N SYNC Y BRITNEY SPEARS
En 2001 el pop estaba de moda al igual que las boybands con coreografías complicadas. Sobre el escenario del Raymond James Stadium, en Tampa, Florida, sucedió una de las reuniones más inolvidables. Además de 'N Sync, Aerosmith cantó frete a un público adolescente que representaba a la juventud de finales de los noventa guiada musicalmente por MTV.

Con el escenario repleto de talento, era difícil saber a dónde mirar. Y por si no fuera suficiente, la voz de Britney Spears empezó a sonar con Walk This Way junto a su entonces novio, Justin Timberlake, además de Nelly y Mary J. Blige.


PAUL MCCARTNEY
Lo más cercano que estuvo el Super Bowl de tener a The Beatles como parte del medio tiempo fue en 2005, cuando Paul McCartney ofreció un show lleno de emociones para las nuevas generaciones y recuerdos para quienes crecieron con sus temas. Con un escenario colorido muy al estilo sesentero, el cantante y guitarrista inició el espectáculo con Drive My Car para continuar con Get Back, Live and Let Die y finalizar con un emotivo Hey Jude. Fue durante la última canción con la que recordó a su amigo y compañero, el fallecido John Lennon.


THE ROLLING STONES
En 2006, los Stones escribieron otra página a la historia de su carrera y del Super Bowl. Sobre un escenario en forma de labios y lengua, tal como el símbolo del grupo, Mick Jagger, Keith Richards, Charlie Watts y Ron Wood alegraron a la audiencia con Start Me Up. Aunque el grupo cumplió con los 12 minutos de show, sólo interpretaron tres canciones: Rough Justice y (I Can Get No) Satisfaction. Algunas partes de las últimas dos fueron censuradas por la cadena por considerarlas demasiado explícitas, una lección que aprendieron luego del halftime de Justin Timberlake y Janet Jackson y de donde sacaron provecho a la ventaja de los cinco segundos de retraso en la transmisión.


U2
La banda irlandesa liderada por Bono acudió a Estados Unidos para ser parte de este evento que tuvo lugar tan sólo cinco meses después de los atentados del 11 de septiembre. Aunque interpretaron de forma única sus temas, entre ellos Beautiful Day, es su homenaje a las víctimas del 9/11 lo que la mayoría recuerda. Mientras tocaban Where the Streets Have No Name, en una manta negra detrás de ellos aparecieron en letras blancas los nombres de las personas que perdieron la vida en los ataques. Para sumar un toque más patriótico en el Superdome de Luisiana, al final de la canción Bono abrió su chamarra para mostrar que tenía bordada la bandera de Estados Unidos en el forro. Un símbolo de unión positiva sobre un terrible hecho que jamás se olvidará.

Más sobre