El año más difícil de Céline Dion tras la muerte de su esposo, René Angélil

El 14 de enero del año pasado, la intérprete perdió al amor de su vida, tras una dura batalla contra el cáncer

Ha pasado un año desde la muerte de su esposo y Céline Dion ha demostrado una fortaleza admirable. El 14 de enero de 2016 la intérprete canadiense perdió al amor de su vida: René Angelil. El que fuera su manager por años y el padre de sus tres hijos llevaba años luchando contra el cáncer, hasta que la enfermedad lo venció. Nadie olvidará las fuertes imágenes de la desconsolada Céline en la catedral de Montreal dándole el último adiós a su amado esposo, quien impulsó su carrera profesional y la convirtió en una estrella internacional. Ese lugar era de lo más especial para la pareja, pues fue ahí donde se casaron en 1994 y empezaron su historia de amor. 

 Céline en la catedral Notre-Dame, despidiéndose de su esposo. Foto: Getty Images

“René siempre dijo que quería morir en mis brazos pero, desgraciadamente, esa noche yo tenía que actuar. Pasó a mejor vida en la noche del 13 al 14 de enero, y estoy segura de que, tratando de levantarse de la cama, acabó cayéndose al suelo. Normalmente cuando llegaba a casa después de un concierto me acercaba a su habitación, le daba un beso de buenas noches y le dejaba que siguiera durmiendo. Pero esa noche no quise despertarle. Fue la enfermera quien le encontró fuera de la cama al día siguiente y fue a buscarme sollozando”, aseguró la artista a la revista Paris Match.

Tras la muerte de René, Céline recibió otro duro golpe. Tan sólo dos días después del fallecimiento de Angélil, la tragedia embargaba a la cantante y a su familia con la muerte de su hermano Daniel, quien también padecía cáncer. Para sobrellevar todo ese dolor, la estrella se centró en su carrera profesional y en sus hijos, René-Charles, de 15 años y los gemelos Nelson y Eddy, de seis años de edad. 

Luego de poco más de un mes de luto, el 23 de febrero del año pasado Céline regresó a su residencia en Las Vegas para cumplir con sus conciertos. Fue un regreso triunfal y dedicado, obviamente, a la memoria de su difundo marido. Además de triunfar en la ‘Ciudad del Pecado’, arrancó una mini gira por ciudades como Nueva York, París y Montreal con llenos totales. Por si fuera poco, en octubre celebró su show número mil en The Colosseum en el Caesars Palace. 

 La artista recibiendo, de manos de su hijo, el Icon Award. Foto: Getty Images

En mayo fue homenajeada en los premios Billboard con el Icon Award, el cual recibió de manos de su hijo mayor. Con la voz entrecortada, dio unas palabras de agradecimiento muy especiales. “Quiero agradecer especialmente a los fans que han estado conmigo en los buenos y malos tiempos. También a cada uno de los colaboradores, escritores, productores, producción, representantes, a mis hijos, a toda la gente que creyó en mí, a mi mamá que escribió mi primer tema y lo más importante… A mi amado esposo que sé que cuida de mi desde el cielo. Gracias Billboard Music Awards por honrarme esta noche. Esto es para ti René, el show debe continuar”.

Su vida al lado de sus hijos no puede ser mejor y a lo largo del 2016 aprendió a ser madre y padre para su joven y apuesto René-Charles y los simpáticos Nelson y Eddy. En octubre pasado, celebró en Disney el cumpleaños de los gemelos con una divertida visita en Disney y en sus redes sociales, compartió una fabulosa fotografía de los cuatro pasando juntos Navidad.

Más sobre