A la tradicional velada de Porcelanosa han asistido, entre otros, Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa

Así fue la divertida cena escocesa previa a la fiesta del año con el príncipe Carlos

Este martes el palacio de Dumfries House se convirtió en el escenario de la fiesta del año con Carlos de Inglaterra como anfitrión y un selecto grupo de invitados españoles. A excepción de Antonio Banderas y Nicole Kimpel, que residen en Inglaterra, el resto de los asistentes, que acuden de la mano de la firma española Porcelanosa, habían llegado juntos en un vuelo privado procedente de España. Esa misma noche los invitados calentaron motores de cara a la gran cita con el Príncipe de Gales con una cena más informal pero muy divertida.

nullVER GALERÍA

Cuando faltaban menos de veinticuatro horas para cena "oficial", los invitados – alojados en Dumfries House, que cuenta con 22 suites todas diferentes- disfrutaron de una velada en uno de los encantadores saloncitos de este palacio del siglo XVIII exquisitamente restaurando. Entre otros, Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa Tamara Falcó; Nieves Álvarez; Enrique Ponce, junto a su esposa, Paloma Cuevas; Antonio Banderas y su pareja, Nicole Kimpel se reunieron en un entorno de lo más navideño con el actor malagueño y su pareja.

El vuelo privado que llevó a un grupo exclusivo de españoles de cena con el príncipe Carlos

¡HOLA! entra en la fiesta más esperada del año

Las risas y las anécdotas se sucedieron en una cena entre amigos en la que Banderas y Ponce se convirtieron en los protagonistas gracias a sus divertidas historias. El actor hizo gala de su espíritu navideño e incluso se arrancó con alguna canción propia de estas fiestas.

nullVER GALERÍA

La fiesta ha reunido en Escocia a algunas de las personalidades españolas más internacionales dentro de sus profesiones. Una noche única en la que el príncipe Carlos ejerce de anfitrión para agradecer a la firma española Porcelanosa la contribución que hace a sus obras benéficas, entre ellas a que hizo posible que esta casa señorial escocesa se restaurara, abriera sus puertas a los visitantes y que no se perdiera su legado histórico.

Más sobre