Dos heridos en intento de asalto a casa de la modelo Miranda Kerr en Malibu

Por fortuna, la modelo no estaba en casa al momento del ataque

Parece que las celebridades no pueden tener un minuto de paz ni en sus propias residencias. El pasado viernes, se reportó que un intruso entró a la residencia de la modelo Miranda Kerr en Malibu y un guardia de seguridad lo enfrentó y el altercado dejó a ambos lesionados. El periódico Daily Mail reportó que el supuesto ladrón fue herido con cuatro balazos y el guardia de seguridad resultó con varias puñaladas, una de ellas en un ojo.

mirandakerr2-VER GALERÍA La modelo y su hijo no estaban al momento del ataque. Foto: Getty Images 

Por fortuna, la australiana de 33 años de edad no se encontraba en la residencia y las autoridades policiacas ya se encuentran investigando el caso. El departamento del sheriff de Los Ángeles aseguró que los agentes acudieron a la casa de Kerr para atender una llamada de emergencia. ”Al llegar se encontraron con que se había producido un altercado físico entre un guardia de seguridad armado y un intruso". 

El vocero del sheriff dijo que a pesar de que las heridas de los hombres eran aparatosas, sus vidas no estaban en peligro. El intruso enfrentará cargos por invadir la propiedad de la modelo y por las heridas ocasionadas al guardia de seguridad. 

evanmiranda-VER GALERÍA Miranda y Evan están comprometidos y compraron una residencia para hacer su nueva vida. Foto: Getty Images

La casa, adquirida por Kerr en 2014, fue construida en 1960 y posteriormente, remodelada por la modelo, quien en todo momento pensó que sería ideal para que su hijo Flynn, de cinco años, pudiera jugar en sus jardines. El niño es producto de su fallido matrimonio con el actor Orlando Bloom, del cual se separó en 2013. Sobre lo cómoda que se sentía en su casa, Miranda habló con la revista Harper’s Bazaar: “Yo sabía que esta casa era la indicada a primera vista. Se sentía tan bien. En cierto modo se siente como una casa de árbol. Esa es otra cosa que me encantó, está todo abierto, y la vista al océano hace que se sienta más amplio”. 

Esa propiedad no es la única que Kerr posee en California. En mayo pasado, ella y su prometido, el cofundador de Snapchat, Evan Spiegel, compraron una espectacular mansión de $16 millones de dólares, que cuenta con siete recámaras, ocho baños, dos albercas, un gimnasio y una casa de huéspedes.

Más sobre