El Príncipe William fue el más emocionado de conceder el título de Caballero a Rod Stewart

Después de la ceremonia en la que le otorgó el reconocimiento como Caballero de la Orden del Imperio Británico, el Príncipe William confesó ser fan de la música de Rod Stweart

El Príncipe William poco a poco empieza a tomar parte como cabeza de las ceremonias reales a las que su abuela, la Reina Isabel II, no puede acudir. La más reciente fue la que llevaron a cabo en honor al cantante de 71 años de edad, Rod Stewart, a quien concedió el título de Caballero de la Orden del Imperio Británico el martes pasado en el Palacio de Buckingham. Pero William no sólo es la persona encargada de este tipo de eventos importantes, también es un joven de 34 años de edad -y fan de la música-, que no pudo ocultar su emoción de estar frente al intérprete de Have You Ever Seen the Rain.

pwaVER GALERÍA

Quizá el esposo de la Duquesa de Cambridge, de soltera Kate Middleton, era el más emocionado de que el ahora Sir recibiera tan honroso reconocimiento. "Después de la parte más solemne, el príncipe se le acercó y le dijo: 'Mi hermano y yo creemos que te mereces este reconocimiento desde hace mucho tiempo. ¡Felicidades!'", dijo Penny Lancaster, esposa de Rod Stewart, al programa Loose Women, mientras recordaba las mejores anécdotas de ese día.

"Fue uno de los días más increíbles e inolvidables que hemos vivido juntos, sin duda alguna. Pero al principio nos invadió el pánico ante la posibilidad de que llegáramos tarde al palacio porque vivimos a dos horas en coche de Londres, así que decidimos viajar un día antes y quedarnos a dormir en un hotel", explicó Penny, quien viajó a Londres junto a su esposo e hijos -Alastair (10) y Aiden (5)-. "De camino al hotel, Rod empezó a cantar entre risas, diciendo cosas como: 'Mañana seré por fin un caballero'", agregó al momento que esbozaba una sonrisa reflejada de orgullo.

rs1zVER GALERÍA

El día fue uno de los más importantes para Rod; sin embargo, su hijo menor tenía una emoción propia lejos de entender que su padre se convertiría en Caballero. Aiden estaba muy ilusionado por visitar el Palacio de Buckingham, ese lugar tan famoso que ha visto en las historias de los icónicos libros infantiles sobre Paddington Bear. "En cuanto aparcamos en los alrededores del palacio, Aiden no pudo contener su entusiasmo y me dijo: 'Ya estamos aquí, donde estuvo hace poco Paddington Bear. Tengo muchas ganas de entrar'. Pero, además del osito, la verdad es que los tres estábamos muy orgullosos de Rod y en cuanto terminó todo nos abrazamos a él emocionados", comentó muy feliz Penny.

Más sobre