Los milagros por los que el Papa Francisco canonizará a la Madre Teresa

Miles de fieles católicos se darán cita en la Plaza de San Pedro para ser testigos de la canonización de la Madre Teresa

Al fin la espera ha terminado. Este domingo 4 de septiembre se llevará a cabo la canonización de la Madre Teresa de Calcuta. En diciembre pasado, el Papa Francisco certificó el segundo milagro que hacía posible la canonización de la monja, que entregó más de 45 años de su vida para atender a los más pobres, creando la orden de las Misioneras de la Caridad, una congregación basada en la bondad y misericordia hacia la gente menos privilegiada. El Sumo Pontífice anunció en marzo pasado que, en la víspera del 19º aniversario luctuoso de la religiosa, se llevaría a cabo la santificación. 

teresa4-VER GALERÍA Monjas de la congregación de las Misioneras de la Caridad aguardan en El Vaticano la canonización de la Madre Teresa. Foto: Getty Images

Para que Agnes Bojaxhiu, mundialmente conocida como la Madre Teresa de Calcuta, fuera reconocida como santa, se tuvieron que corroborar dos milagros atribuidos a ella. La vida de Marcilio Andino y su esposa, Fernanda Rocha, fue tocada por la Madre Teresa cuando todo parecía perdido para ellos. El ingeniero, de 43 años, y la pedagoga de 42 años, contaron su historia en una conferencia de prensa en El Vaticano. 

teresa6-VER GALERÍA El Papa Francisco recibe a las monjas de la congregación en El Vaticano. Foto: Getty Images 

La pareja se conoció en una playa en la ciudad de Santos en el 2000. Tiempo después decidieron casarse, sin embargo meses después la salud de Marcilio empeoró y comenzó a sufrir problemas de equilibrio y visión doble. Aún así decidieron celebrar su boda, con la esperanza de que se recuperaría. El ingeniero acudió con varios especialistas y el 17 de octubre de 2008 sufrió un ataque muy fuerte de convulsiones y fue hospitalizado por una infección en el cerebro

teresa3-VER GALERÍA En El Vaticano ya está todo listo para celebrar a la Madre Teresa de Calcuta. Foto: Getty Images 

El matrimonio contó que cada noche, Fernanda ponía una imagen de la religiosa sobre la cabeza de Marcilio mientras rezaban la oración de la estampa religiosa. Justo antes de una peligrosa intervención a la que sería sometido, algo inesperado pasó: los abscesos se redujeron en un 70% y la hidrocefalia había desaparecido. Tres días después ya no había ningún rastro de los abscesos. 

teresa5-VER GALERÍA La Madre Teresa fundó su congregación en 1950. En 1979 recibió un premio Nobel por sus labores humanitarias. Foto: Getty Images

Trece días después de aquella pesadilla, Marcilio salió caminando por su propio pie y los médicos no podían creer lo que estaban viendo. Tras una breve terapia, el ingeniero se reincorporó a su trabajo en seis meses. El padre Elmiran Ferreira, un sacerdote amigo de Fernanda, que los había animado a rezar a la Madre Teresa, les pidió que contaran lo sucedido a las Misioneras de la Caridad.

Pero había un detalle más; los médicos le dijeron a Marcilio que había muy pocas posibilidades de que pudiera tener hijos, además de que su complejo historial clínico empeoraba el escenario: tratamientos de cortisona desde los seis años, de inmunosupresores desde los 18, un trasplante de riñón a los 19 y fuertes antibióticos en el 2008. Un año después de que se reincorporó a su vida, Fernanda comenzó a presentar malestares como nauseas y mareos y los doctores les confirmaron que estaba esperando un bebé. Maicillo y Fernanda son padres de dos pequeños: Mariana, de seis años de edad, y Murilo, de cuatro. La familia viajará a El Vaticano para ser testigos de la ceremonia de canonización de la mujer que cambió su destino para siempre. 

Más sobre