Lin-Manuel sobre el oro de Mónica Puig: “Fue increíble escuchar ‘La Borinqueña’ por primera vez en la ceremonia de premiación”

Como todos los puertorriqueños, Lin-Manuel Miranda sigue sonriendo y emocionándose cada vez que habla sobre el triunfo de Mónica Puig en los Juegos Olímpicos de Río 2016. El astro de Broadway confesó en exclusiva a HOLA! USA que la final del tenis disputada el sábado, en que su compatriota consiguió la primera medalla de oro para la isla, lo tuvo entre los gritos y las lágrimas. 

monica-puig-pdio-533x800VER GALERÍA

“OMG! Yo estaba viendo ese ultimo partido en vivo, con mi hijo a un lado mientras el jugaba con sus trenes, y é me veía sorprendido, tal vez preguntándose el por qué su papá estaría gritando y llorando tanto delante de la televisión”, dijo el creador de Hamilton. “De verdad, fue increíble escuchar ‘La Borinqueña’ por primera vez en la ceremonia de premiación. ¡Me sentí tan orgulloso!”.

Su emoción fue compartida en vivo por sus cerca de 750 mil seguidores en Twitter, quienes vieron que el compositor, cantante y actor estaba con la emoción al tope mientras Mónica se enfrentaba en tres sets a la alemana Angelique Kerber. Por ejemplo, durante el partido, Lin-Manuel tuiteó que su nivel de orgullo en ese momento era el de “un coquí cantando ‘Preciosa’”. 

“¡Así de feliz estaba!”, expresó a HOLA! USA. Y luego, una vez conseguida su histórica hazaña, el artista expresó que todos en la “Casa Miranda” estaban sollozando.

Consultado Mónica acerca de qué le diría a Mónica Puig si la tuviera en frente, Lin-Manuel dijo que le emocionaba que la tenista de 22 años fuera tan joven. “Tiene toda una carrera por delante. Este el primer capítulo de una historia que, sin duda, será exitosa”, señaló.

“Los boricuas así somos: cuando uno de nosotros tiene éxito, es como si todos los demás lo tuviésemos”, agregó. “Ese triunfo es de todos, una victoria para toda la isla. Me sentí de verdad muy orgulloso”.

“Además me mató el partido. Esa es otra cosa: que yo soy un gran fan del tenis. Lo hubiera visto de todas formas. ¡Imagínate la doble emoción!”.

Más sobre