Katy Perry hizo sentir su “rugido” la noche del jueves en el cierre de la Convención del Partido Demócrata. La californiana se sumó a una larga serie de celebridades que acudieron a Filadelfia a darle su apoyo a Hillary Clinton en su histórica carrera a la Casa Blanca.

600x379VER GALERÍA

A pesar de su status de estrella y de vestir un llamativo vestido plateado lleno de brillo, Katy subió al escenario de la Wells Fargo Arena enfatizando que ella era una estadounidense común y corriente. “No termine la secundaria y desafortunadamente no tengo una educación formal”, señaló la intérprete de Firework, “pero tengo una mente abierta y una voz. Y voy a usar mi voz: voy a votar por Hillary clinton”, añadió la cantante antes de empezar su presentación. Además, la cantante estuvo acompañada de su novio Orlando Bloom quien se vio entre la audiencia grabando la presentación de su amada.

Dicho lo anterior, Katy interpretó su último sencillo, Rise, compuesto para los Juegos Olímpicos de Río, empleando un micrófono decorado con la bandera de Estados Unidos. Y luego de lograr que la mayoría de los asistentes usaran sus celulares para crear un efecto de encendedores, cantó su hit Roar.


Katy siguió así a una serie de estrellas que dieron su apoyo a Hillary Clinton durante la Convención, a través de discursos —como hizo Meryl Streep— y con su música, como Paul Simon (quien cantó su clásico Bridge Over Troubled Water), Lenny Kravitz y Alicia Keys.

599x410VER GALERÍA

Keys, quien protagonizó uno de los momentos más espectaculares de la noche del martes, enfatizó el alza de las mujeres en la sociedad y la política interpretando canciones como Superwoman y Girl on Fire, sin una gota de maquillaje. “Las mujeres son la respuesta“, aseguró la neoyorquina sentada al piano, “y tenemos el poder de asegurarnos que este país siga el buen camino. Quiero dedicar esta canción a todas las madres del movimiento y a las que han perdido a sus hijos debido a la violencia”.


Más sobre