Taylor Swift sigue en el ojo del huracán. A su polémica disputa con su exnovio Calvin Harris por la autoría del último éxito del DJ, se suma ahora la guerra abierta que mantiene con Kim Kardashian y Kanye West.

La enemistad entre Kanye West y Taylor Swift se remonta al año 2009 cuando el rapero interrumpió el discurso de agradecimiento de Swift al recoger un premio en los MTV Video Music Awards para decir que el premio se lo merecía Beyoncé y no la cantante de Blank Space. La tensión entre los dos cantantes volvió a estallar con motivo del estreno del sencillo Famous el pasado mes de febrero, en el que hace una alusión a la cantante y se hace responsable de su fama.

Taylor SwiftVER GALERÍA

La cantante de Nashville aseguró en varios comunicados que no tenía conocimiento de dicha estrofa y que nunca hanía dado a Kanye su consentimiento para que utilizara su nombre de esa manera. Por el contrario, el controvertido artista confesó que la cantante dio su visto bueno al sencillo a través de una llamada que había sido grabada y que su mujer Kim Kardashian subió el pasado domingo a la red social Snapchat para demostrarlo.

Una grabación que ha incendiado las redes sociales. En el video difundido por la estrella televisiva se ve a West hablando por teléfono supuestamente con Taylor Swift, en el que le comenta la letra de Famous. No se escucha en ningún momento al rapero cantarle al completo la controvertida estrofa, pero sí se oye a la intérprete dándole las gracias por haber tenido el detalle de avisarle sobre el tema.

-Calvin Harris arremete contra Taylor Swift: 'Si eres feliz en tu nueva relación, céntrate en eso'

-¡Pillada 'in fraganti'! Taylor Swift ya tiene sustituto para Calvin Harris

Taylor Swift con Kim Kardashian y Kanye WestVER GALERÍA

Taylor, molesta por la filtración, ha vuelto a defender su postura mediante un comunicado en el que asegura que nunca dio su aprobación a que el rapero la insultase. “¿Dónde está el video de Kanye diciéndome que me va a llamar ‘esa perra’ en su canción? No existe porque nunca ocurrió. No se puede controlar la respuesta emocional del alguien a quien llaman ‘esa perra’ en frente de todo el mundo.
Por supuesto que yo quería que me gustase la canción. Quería creer a Kanye cuando me dijo que me encantaría la canción. Quería tener una relación amistosa. Él prometió que reproduciría la canción para mí, pero nunca lo hizo. Aunque quería apoyar a Kanye en la llamada, no puedes ‘aprobar’ una canción que no has escuchado. Ser presentada falsamente como una mentirosa cuando nunca conocí la historia completa ni escuché ninguna parte de la canción es difamación. Me encantaría ser excluida de este relato del que nunca pedí formar parte, desde 2009”.

Se desconoce si Taylor Swift emprenderá o no acciones legales, pero de momento la polémica está servida.

Más sobre