Actriz de House of Cards logra que le paguen lo mismo que a su ‘marido’

Robin Wright no dejó que Kevin Spacey, su ‘esposo’ en la serie de Netflix, gane más por ser hombre

La actriz norteamericana Robin Gayle Wright, quien actualmente hace el papel de Claire Underwood en popular serie de Netflix House of Cards, no permitió que le pagaran menos que a su ‘marido’ Kevin Spacey, así logrando equidad de sueldo en una industria que ha sido criticada por favorecer a los hombres.

RobinVER GALERÍA

“Les dije, quiero que me paguen lo mismo que a Kevin. Era el perfecto paradigma. Hay muy pocas películas o series donde el hombre, el patriarca, y la matriarca son iguales, y así es en House of Cards. Busqué estadísticas y el personaje de Claire Underwood fue más popular que el de Frank por un buen tiempo. Entonces tomé eso. Les dije ‘será mejor que me paguen igual o haré esto público. Y lo hicieron”, declaró la actriz durante un evento de la Fundación Rockefeller.

Anteriormente se estimaba que Kevin Spacey ganaba 500 mil dólares por episodio, mientras que Robin ganaba 420 mil. Al llamar la atención a esta falta de equidad, Wright se une a otras actrices que han hecho lo mismo, entre ellas Jennifer Lawrence y Patricia Arquette.

RobinVER GALERÍA

Hace unos años, después que Sony fue víctima de la piratería de informática, se filtraron correos internos que discutían los suelos de varios actores y actrices. Fue ahí que Jennifer Lawrence se dió cuenta que fue pagada menos dinero que otros actores con los cuales ella compartió la pantalla: “Cuando se habló sobre el hackeo de Sony y descubrí que yo ganaba mucho menos que la gente afortunada con penes, no me enfadé con Sony. Me enfadé conmigo misma. Fallé como negociadora porque tiré la toalla demasiado pronto. No quería seguir luchando por millones de dólares que, francamente, y debido a dos franquicias, no necesito”.

La actriz de Hunger Games se enfado con ella misma porque no pidió el mismo dinero que sus compañeros por querer caer bien: “Siendo honesta conmigo misma, hubo un elemento de querer caer bien que afectó mi decisión para cerrar los acuerdos y no llegar a una pelea. No quería parecer 'difícil' o 'malcriada'. En aquel momento me pareció una buena idea hasta que vi los salarios de otros por internet y comprobé que cada hombre que había trabajado conmigo en ciertas películas definitivamente no se había preocupado por ser 'difícil' o 'malcriado'”.

Gracias a la popularidad de House of Cards, se ha rumorado que para la cuarta temporada ambos Robin y Kevin ganarán alrededor de un millón de dólares por episodio.

Más sobre