Nochebuena en Cantora, pero sin sus hijos... ¿cómo despedirá el año Isabel Pantoja?

Según ha explicado Kiko Rivera en ¡HOLA!, celebrarán la Nochevieja todos juntos en Cantora. 'Nos reuniremos la familia al completo', ha dicho

Era su mayor deseo y pudo cumplirlo. Sin embargo, su felicidad no fue completa. Isabel Pantoja celebró la Nochebuena en Cantora, pero lo hizo sin sus hijos. Tal y como habían adelantado en sus redes sociales, este año las Navidades iban a ser diferentes, ya que tenían que pasar algunas fiestas con sus respectivas familias políticas. Así, Kiko Rivera cenó en Nochebuena con la familia de Irene Rosales mientras que Isa Pantoja puso rumbo a Santander para reunirse con los familiares de Alejandro Albalá.

¿Y Navidad? Sabemos que el DJ estuvo con sus hermanos. Los hijos de Paquirri llevaban años sin celebrar esta fecha juntos pero la boda de Cayetano les ha vuelto a unir y próximamente les veremos juntos en el nuevo videoclip de Kiko. La celebración tuvo lugar en la casa que Eva González tiene en Mairena del Alcor, Sevilla. Isa, por su parte, estuvo en Santander con la familia de Alejandro.

Encuentra entres los tres las 7 diferencias. Feliz Navidad! @f.r.paquirri @cayetanorivera

Una foto publicada por Kiko rivera (@riverakiko) el

Ahora los hijos de Isabel Pantoja se preparan para despedir el año. Según ha explicado Kiko en ¡HOLA!, la familia al completo se reunirá en Cantora en Nochevieja. "Nochebuena y Navidad estuve con la familia de Irena, y fin de año, con mi familia en Cantora, con mis dos niños y con Isa y su niño Alberto", ha dicho.

El DJ lleva ya unos días en Cantora, desde donde está haciendo su programa de radio. “Desde Cantora, mama y yo os deseamos feliz Navidad. Y a petición del personal se nos une la señora Ana, la yaya”, publicó junto a esta foto.

Una foto publicada por Kiko rivera (@riverakiko) el

Para Kiko estas Navidades están siendo muy especiales. El día 15 nació su hija Ana y por fin tiene junto a él al pequeño Francisco, el hijo que tuvo con Jessica Bueno. Además, su madre no tendrá que volver a prisión hasta el próximo 4 de enero. La cantante disfrutará entonces de un nuevo permiso, el último, y después retomará el tercer grado, es decir, solo tendrá que ir a dormir de lunes a jueves a la cárcel. Sin embargo, no todo ha sido felicidad. Kiko se ha enfrentado a un duro momento, ha tenido que sacrificar a su perra Flamenca, que tenía una enfermedad incurable.

Más sobre