Los Marichalar recuerdan al Conde de Ripalda con la ausencia de don Jaime

La tradición reúne en Soria a los Marichalar cada Navidad. La iglesia de Santo Domingo volvió a engalanarse el pasado 26 de diciembre para acoger como todos los años en esta señalada fecha la misa en memoria de Amalio de Marichalar y Bruguera, VIII Conde de Ripalda y patriarca de la familia, el funeral que celebran en su recuerdo puntualmente desde su fallecimiento.

Antiguamente solía acudir siempre la infanta Elena con Jaime Marichalar y sus hijos, pero tras la separación del matrimonio han estado acudiendo hasta la fecha el padre con los dos niños, Felipe y Victoria Federica, o al menos uno de ellos. Sin embargo, esta vez no ha acudido ni el uno ni el otro. Ni tan siquiera don Jaime, la ausencia más significativa en la misa funeral este año.

marichalar-1VER GALERÍA

Han sido sus hermanos Ignacio y Amalio, los únicos representantes del clan que se han desplazado a Soria con sus familias. Los hijos del Conde de Ripalda llegaron a la iglesia en torno a las 13:00 horas desde el Palacio de los San Clemente en la calle Aduana Vieja. Después, ambos abandonaron por separado el templo, en el que se ubica el panteón familiar.

Amalio de Marichalar y Bruguera nació en 1912 y puso fin a sus días en 1979 en Madrid, dejando seis hijos de edades comprendidas entre los 21 y los 12 años. Su mujer, Concepción Sáenz de Tejada, se erigió como puntal familiar hasta su muerte el año pasado. La Condesa falleció en el hospital de La Paz de Madrid, después de permanecer varios días ingresada. La Familia Real española acompañó a la familia en aquellos difíciles momentos y, tanto la reina doña Sofía como la infanta Elena, con su hijo Felipe, estuvieron en el centro médico con los hijos de doña Concepción en sus últimos días.

marichalar-3VER GALERÍA

Más sobre

Read more