Rafa Nadal y María Francisca Perelló vuelven a Mallorca para su proyecto más especial

El tenista ha inaugurado el primer centro de su Fundación en España para niños en riesgo de exclusión social

Feliz y tremendamente orgulloso. Así es como se mostró Rafa Nadal durante la inauguración del primer proyecto propio de su Fundación en España para atender a niños en riesgo de exclusión social en el barrio de la Soledad, uno de los más humildes de Palma. "El primer centro me hacía mucha ilusión que fuera en Mallorca", aseguró Nadal, que estuvo acompañado por sus padres y por su novia, María Francisca Perelló. El tenista indicó que el objetivo es "dar oportunidades" a niños y adolescentes "a través de la educación y del deporte", complementando sus estudios con clases de refuerzo y talleres de conocimientos complementarios y facilitándoles la práctica de actividades deportivas.

El deporte, recalcó, contribuye a inculcar a los jóvenes valores como "respeto, espíritu de superación y compañerismo". "Me hace feliz y me siento un privilegiado", afirmó Nadal, cuya fundación ayuda ya a 800 niños en diferentes lugares del mundo.

nullVER GALERÍA

- Rafa Nadal y María Francisca Perelló: sin planes de boda, pero inseparables

Durante la inauguración del Centro Fundación Rafael Nadal, a la que asistieron, entre otras autoridades, la presidenta del Govern, Francina Armengol, el presidente del Consell de Mallorca, Miquel Ensenyat, y el alcalde de Palma, José Hila, fue la novia del tenista de Manacor la encargada de explicar a los periodistas algunos detalles del centro, que da servicio actualmente a 140 niños de entre 6 y 16 años y tiene una lista de espera de otros 80 jóvenes más.

"El 40% de los niños viene derivado por los servicios sociales, al resto les envían los colegios y las entidades de la zona", apuntó Perelló. El equipo que atiende a estos niños está formado por una coordinadora, cuatro monitores y tres educadores, uno de ellos también es psicólogo.

Rafa NadalVER GALERÍA

El deportista contó que la entidad social que lleva su nombre y preside su madre, Ana María Perera, comenzó su andadura hace siete años y llevó a cabo su primer proyecto solidario en colaboración con la Fundación Vicente Ferrer en Anantapur (India). Tras otras colaboraciones con organizaciones como Aldeas Infantiles y Special Olympics, "experiencias necesarias para aprender cómo se hacen las cosas bien", la Fundación Rafa Nadal se planteó acentuar su actuación en España e impulsar un centro propio para ayudar a personas con pocos recursos, explicó.

Más sobre