Parecidas pero diferentes, la original madre de Keira Knightley

Desde que se convirtió en madre –tras el nacimiento de su primera hija, Edie, el pasado verano- es frecuente ver a Keira Knightley disfrutando de muchos paseos con su bebé. Cuando no es su marido, el músico James Rihgton, el que acompaña a sus chicas, es Sharman MacDonald, la madre de la actriz. ¡Una abuela con un punto de lo más original!

nullVER GALERÍA

Como muchas mujeres la actriz británica ha encontrado en su madre el mejor apoyo durante sus primeros meses con el bebé. Las calles de su Londres natal fueron las primeras en ver a madre e hija paseando al nuevo miembro de la familia, una estampa que ahora se repite en Nueva York, ya que Keira Knightley está trabajando en la obra de teatro Teresa Raquin en Broadway. Viendo a las tres por la calle está claro que Sharman MacDonald –dramaturga, guionista y que también trabajó como actriz- se ha convertido en el mejor apoyo de su hija en los últimos meses, en los que Keira comienza a compatibilizar su trabajo con los cuidados de su bebé.

El mejor momento de Keira Knightley

Madre e hija, parece tener muchos puntos en común, un complexión parecida, grades sonrisas y largas melenas. Si es habitual ver a Keira salir de casa con la cara lavada, su madre parece no renunciar jamás a unos ojos muy maquillados, una mirada con un punto de roquera. Algo que tirando de hemeroteca parece ser más que habitual en ella. Chaquetas de cuero, pantalones con rotos, uñas pintadas de negro, anillos de plata en todos los dedos y vestidos “pin up”, son algunas de las apuestas que hemos visto lucir a la abuela de Edie en los últimos tiempos.

nullVER GALERÍA

Ya sea para acompañar a su hija a algún evento, para llevarle la ropa a un televisión o para la boda de su hijo, cuando lució un llamativo vestido rojo, Sharman MacDonald ha demostrado que a sus 64 años puede perfectamente tomar prendas prestadas del armario de su hija, aunque por lo general Keira Knightley apuesta por looks más dulces. A lo largo de estos años la actriz no solo ha conseguido ser de las más codiciadas de Hollywood, también marca estilo con romanticismo. Igual que hace con su pequeña, para la que las capuchas con orejitas se han vuelto imprescindibles.

Más sobre