Entrevistamos a Màxim Huerta: 'Volvería a la tele por un programa que me haga sentir tan emocionado como el primer día'

La publicación de su quinta novela marcó el inicio de una etapa nueva. Una aventura en la que Maxim Huerta no está solo ya que lleva consigo todos esos personajes que salen de su imaginación. Tras haberse convertido en uno de los rostros más conocidos de la pequeña pantalla, Maxim cierra la puerta a este escaparate para abrir otro, en el que su yo se traduce en palabras. “Era el momento de sentirse nuevo, de ser como la chica de mi portada y subirse a la moto con aire fresco” confiesa Màxim a HOLA.com, aludiendo a la imagen que ilustra su última novela No me dejes (Ne me quitte pas). Como asegura es “sano dar pasos adelante si existe la posibilidad” y, tras 18 años en televisión, la oportunidad estaba ahí. “Escribir es un oficio que requiere tiempo y pasión. Estoy muy contento en este momento de mi vida” reitera.

Màxim, que no descarta sin embargo volver en el futuro a la tele, afronta este nuevo camino con las ideas muy claras. Sigue en contacto con sus compañeros ya que "son muchos años", pero su mundo ahora es la literatura en la que "nunca hay suficiente amor". "Debemos amar más y dar más importancia a los afectos. Si exagerásemos tanto las alegrías como hacemos con los dramas nos iría mejor" asegura. Este es uno de los temas recurrentes en sus libros, pero también tiene otras fuentes de inspiración, que desvela en una sincera conversación con HOLA.com. Nos cuenta además qué es lo que más echa de menos de su trabajo con Ana Rosa o qué opina de estar al otro lado de la noticia.

maxim-huerta1VER GALERÍA

De nuevo has escogido París para situar la acción, ¿qué significado tiene para ti esa ciudad?

París es un estado de ánimo. La capital del Sena es el escenario perfecto para una película, una novela o una escapada romántica. Los cambios culturales que han despertado en París –años veinte o la nouvelle vague- siguen siendo un referente para todo el mundo. Las protagonistas de mi novela llegan a la ciudad en plenos años sesenta, con el sonido de fondo de Françoise Hardy.

En tu quinta novela exploras temas como la soledad, la nostalgia, el dolor, los recuerdos... Son lugares complicados en los que adentrarse...

La soledad es la enfermedad del siglo XXI. Hay mucha información, muchas redes sociales y, también, mucha soledad. He querido bucear en todas las relaciones rotas que a veces lastran nuestra vida, tanto familiares como amorosas.

¿Cuál de estos personajes que presentas sería el más parecido a ti? ¿Alguno no te cae bien?

Todos los personajes tienen algo de mí porque nacen en mi ordenador, en mi casa. Pero destaco a Dominique Brulé, el florista de mi novela: un hombre que insiste en hacer la vida más amable a los demás. Dominique se quedó viudo muy joven pero ha optado por ser feliz. Mercedes es una mujer adusta, dura y aparentemente fría. Sin embargo esconde grandes secretos que se ha visto obligada a ocultar. Me interesa su carácter maltratado por los problemas.

¿Cuántas veces has dicho no me dejes y cuántas te lo han dicho a ti?

Supongo que muchas. Si has amado has suplicado que no te dejen aunque sea con la mirada. Ne me quitte pas, la canción de Jacques Brel, tiene la letra más desgarradora que he escuchado nunca. El amor como ausencia, como súplica y como perdón.

El libro tiene referencias musicales y literarias, ¿alguna de ellas ha marcado de manera especial tu vida?

Mi vida está marcada por la canción francesa, desde Françoise Hardy, Juliette Greco, Edith Piaf o Yves Montand. No sólo clásicos, también suena en casa ZAZ, Madeleine Peyroux, Berry o Rose.

Esta es tu quinta novela y poco antes de publicarla dejas tu trabajo en televisión para volcarte de lleno en la literatura, ¿por qué ahora?

Quería disfrutar de las firmas, las presentaciones y los lectores. Llevo 18 años en televisión, informativos y programas como el de AR en el que he estado once años. Es una etapa bonita que cierro y que abriré cuando surja un proyecto que me emocione.

¿Qué es lo que más temes una vez que ya has tomado la decisión?

Cuando tomo una decisión dejo los miedos atrás. No era algo improvisado, lo he meditado mucho tiempo y me siento muy bien.

¿Cómo se lo tomaron tus compañeros?

Cuando has trabajado a gusto y has sido feliz entre los compañeros todo son buenos recuerdos. Habrá más etapas y la televisión es un medio muy vivo. Unos vienen y otros se van. Es sano. Hay que dejar que respire la piel y los programas.

¿Qué reacción te sorprendió más?

La de mi madre. Dice que soy un hombre al que le gusta evolucionar y cambiar desde niño. Ya dejé informativos y tampoco fue fácil. Supongo que esto es crecer y ella me ha visto mucho más.

maxim-huerta2VER GALERÍA

¿Convertirás a alguno de tus compañeros en personaje de tus novelas o ya lo has hecho (precisamente tu primer libro contaba la historia de una reina de la televisión...)?

La primera novela estaba inspirada en la realidad y todos los que hoy salen en pantalla tienen algo de aquella Margarita Gayo. Cuando se apagan los focos suceden muchas más cosas interesantes. Yo no quería que me pasara como a mi personaje y aquí estoy: escribiendo y preparado para otros retos.

¿Qué es lo que más echas de menos de tu día a día en el programa?

El desayuno en equipo era el mejor momento del día: las risas, el café caliente, la bollería, los bocadillos y las ganas de reírnos a esas horas de la mañana.

Has presentado tu libro en varios programas, entre ellos el de Susana Griso justo el día en que se publicaba la novela, ¿por qué elegiste su espacio para presentarla en lugar de tu antiguo programa?

Porque Espejo Público es del mismo grupo que la editorial en la que publico mis novelas.

¿Cómo llevas el ser tú ahora la noticia?

Estoy encantado de hablar de la novela, feliz de hacerme fotos con lectores y de que todo marche así de bien. Estar más de dos horas firmando libros y sintiendo el cariño de tanta gente es una recompensa maravillosa a las horas de trabajo.

Sara Carbonero e Isabel Jiménez han empezado a leer tu libro... ¿Tienes con ellas alguna relación más personal? ¿Te gustaría conocer su opinión?

Son dos mujeres maravillosas, encantadoras, buenas profesionales y bellas. Ha sido un gesto que las hace todavía más extraordinarias. A Sara le gusta mucho la novela e Isabel es también estupenda, se hizo una foto en el campo con su perro y mi libro. Desprenden energía positiva. Eso es muy sano.

¿Qué nos puedes contar de tu colaboración con National Geographic?

Consiste en hablar de ciudades tan fascinantes como París o Nueva York. Viajo, tomo notas y escribo el especial para la revista. Creo que viajar y escribir es la mezcla perfecta. Ojalá pudiera viajar más.

¿Cuál sería la oferta para volver a la televisión que no podrías rechazar?

Volvería por un programa que me haga sentir tan emocionado como el primer día. La televisión es un medio lleno de magia y debes sentirte así, dichoso y feliz ante un proyecto. Un programa de libros, cine o viajes sería un pasaporte único.

Las razones por las que Maxim Huerta abandona 'El programa de Ana Rosa' tras 11 años

Emotiva despedida de Ana Rosa Quintana a Máxim tras abandonar su programa

Màxim Huerta cambia a Ana Rosa Quintana por Susanna Griso... ¿por qué motivo?

Màxim Huerta publicó su primera novela Que sea la última vez... en el año 2012. Llegaron después El susurro de la caracola, Una tienda en París, que ha sido traducida a varios idiomas, La noche soñada, con la que ganó el Premio Primavera de Novela 2014, y ahora No me dejes (Ne me quitte pas).

Más sobre

Read more