Amparo Larrañaga da su último adiós a Ana Diosdado, la que fuera mujer de su padre durante 20 años

La dramaturga ha fallecido de un infarto a los 77 años

La sede de la Sociedad General de Autores, ubicada en el madrileño Palacio de Longoria, ha abierto sus puertas para dar el último adiós a Ana Diosdado. La dramaturga falleció ayer, 5 de octubre, a los 77 años a consecuencia de una parada cardiorrespiratoria. La capilla ardiente con sus restos mortales permanecerá abierta al público hasta las 21:00 horas de este martes. La despedida de Ana Diosdado va a ser multitudinaria y muy emotiva, ya que el mundo de la escena está desolado.

- La gran historia de amor de Ana Diosdado y Carlos Larrañaga

- En imágenes: una vida dedicada al teatro, la televisión y la literatura

Amparo Larrañaga, hija de Carlos Larrañaga, el gran amor de Ana Diosdado, ha sido una de las primeras en llegar a la sede de la SGAE. La actriz, con semblante muy triste, ha dado su último adiós a la que fuera mujer de su padre durante 20 años. Ana Diosdado mantuvo una excelente relación con los hijos de Carlos Larrañaga, sobre todo con Amparo, a quien cariñosamente llamaba 'Amparito', y decía que tenía un carácter muy parecido al de su padre.

Amparo Larrañaga da su último adiós a Ana Diosdado, la que fue mujer de su padre durante 20 añosVER GALERÍA

PULSA SOBRE LA IMAGEN PARA ACCEDER A LA FOTOGALERÍA

El productor teatral Enrique Cornejo, el cantaor José Mercé y Manuel de la Calva, integrante del Dúo Dinámico, también se han acercado a la sede de la SGAE para dar su último adiós a la actriz y escritora. Así como los actores Imanol Arias, Juan Diego, Manuel Galiana, Álvaro de Luna y Emilio Gutiérrez Caba.

Tras la capilla ardiente, el miércoles por la mañana los restos de Ana Diosdado fueron trasladados hasta el cementerio madrileño de La Almudena, donde fue incinerada. A esta ceremonia, la más íntima de todas, solo ha acudido su familia (únicamente tenía un hermano) y amigos más cercanos.

La muerte de Ana Diosdado ha sido muy repentina. Falleció de una parada cardiorrespiratoria cuando se encontraba participando en una reunión de la junta directiva de la Sociedad General de Autores. En los últimos años de su vida había padecido un tumor de mama y una leucemia, dos enfermedades que asumió "con mucha tranquilidad y sin dramatismos", como aseguró a ¡HOLA!. "Es lo que hay y tienes que aceptarlo. Y eso fue lo que hice: tirar para adelante. Soy una persona muy optimista y esto también ayuda a que en situaciones adversas no te hundas", manifestó.

Más sobre

Read more