Desde que dio sus primeros pasos estaba claro que Jaden Smith iba a ser todo un showman. El hijo de Will Smith y de Jada Pinkett no pasa inadvertido. Si no es porque estrena película –a sus 17 años tiene un importante currículum a sus espaldas- o por su forma de vestir, es porque ya se ha convertido en todo un “rompecorazones”.

Con esa intensidad propia con la que se celebra el amor en la adolescencia, el actor hizo una exhibición de besos y mimos junto a su nueva novia Sarah Snyder, en la primera fila de un desfile en Nueva York. Si él ponía una mano sobre el muslo de su chica, ella recostaba la cabeza en su hombro. Una muestra de un amor del que empezaron a dar señales en mayo, cuando ella acompañó a Jaden a la premier de Pitch Perfect 2.

El heredero de El Príncipe de Bel Air había estado saliendo durante principios de año con otra chica muy guapa, la actriz de Juego de Tronos Amandla Stenberg. Un amor que llegó unos meses después de sus idas y venidas con la pequeña del clan Kardashian, Kylie Jenner, con la que jamás llegó a confirmar su noviazgo -igual que Sofia Richie con la que también se le relacionó- pero de la que fue inseparable.

Una foto publicada por @sarahfuckingsnyder el

De hecho, su supuesta relación con la hermana de Kim Kardashian está de nuevo dando mucho que hablar, ya que el portal estadounidense TMZ acaba de publicar en exclusiva que Chesea Clark –una chica de 17 años en la que podría haber estado interesado el joven tras romper con Kylie Jenner- ha presentado una demanda de acoso contra ella por amenazarla para que se alejara de Jaden. Al parecer, y según asegura el medio, hay una audiencia programada para el 9 de octubre.

Será el próximo verano –el 8 de julio- cuando Jaden Smith cumpla los 18 años y solo el tiempo dirá si su relación con Sarah Snyder se consolida o queda en otro amor pasajero. En definitiva, un "Don Juan" en toda regla que promete despertar muchos suspiros.

Más sobre