Mario Vargas Llosa, investido Doctor Honoris Causa por la universidad de Salamanca

A su regreso de Nueva York, donde asistió junto a Isabel Preysler a la gran fiesta de Porcelanosa, a Mario Vargas Llosa le esperaba un reconocimiento de gran importancia en Salamanca. El literato ha sido nombrado Doctor Honoris Causa por la Universidad de esta ciudad castellana, donde ha defendido en su discurso la literatura como una forma de creación de “ciudadanos descontentos, inconformes” que, aunque los haga “a veces más infelices” también los hace “más libres”. En sus palabras, plagadas de citas de autores literarios, se ha desnudado como escritor y ha desgranado la manera que tiene de escribir.

vargas-llosa2VER GALERÍA

Vargas Llosa, que fue descrito por el rector de la Universidad salmantina Daniel Hernández Ruipérez como el "privilegiado que da la sensación de estar creando el lenguaje con su obra", hizo una defensa cerrada de la literatura como una "forma de acción" que forma "unas conciencias" y que "contribuye a la acción en el seno de la sociedad". El escritor peruano ha sido elegido para recibir este honor por "su larga trayectoria literaria, reconocida internacionalmente, además de su influencia en la sociedad como líder de opinión".

En el acto de investidura, la catedrática de Literatura Española e Hispanoamericana de la Universidad de Salamanca Carmen Ruiz Barrionuevo ha elogiado que con Vargas Llosa la literatura se plantee "como una vocación, un destino y una pasión". Estas palabras han sido ratificadas por el propio Nobel, quien ha reconocido que la literatura "sirve para algo o, si no, no se explica que todavía sigamos leyendo historias" y ha negado que sea "una actividad sin consecuencias cuya única razón sea hacer pasar un buen rato a las personas".

vargas-llosa1VER GALERÍA

vargas-llosa3VER GALERÍA

"Un pueblo contaminado de ficciones es más difícil de esclavizar que un pueblo aliterario o inculto. La literatura es enormemente útil porque es una fuente de insatisfacción permanente; crea ciudadanos descontentos, inconformes. Nos hace a veces más infelices, pero también nos hace muchísimo más libres", ha reflexionado.

En esta defensa de la literatura, Vargas Llosa ha sostenido que no puede ser sustituida por "el producto audiovisual" porque "las ficciones cinematográficas de ninguna manera tienen ese corolario lento, retardado, que posee la literatura". Se ha preguntado para qué sirve la literatura y él mismo se ha respondido que: "Sirve para entender. No hay nada más entretenido que un poema o una gran novela, pero ese entretenimiento no es efímero. Deja una marca secreta y profunda en la sensibilidad y en la imaginación".

En ¡HOLA!, Isabel Preysler habla por primera vez de su historia de amor con Mario Vargas Llosa

¡HOLA! descubre en exclusiva las románticas y paradisíacas vacaciones de Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa

En ¡HOLA!: Entramos en la divertida fiesta en la que Isabel Preysler y Mario Vargas Llosa bailaron juntos por primera vez

Vargas Llosa ha evocado en su discurso su forma de afrontar la creación literaria, su manera de encontrarse ante unos folios que acaben en una obra y ha confesado que "tenía la pasión" por escribir "pero no la facilidad". "Todas las novelas, cuentos, obras de teatro que he escrito han tenido un origen similar. Algo me ocurrió que me marcó de tal manera, que no puede evitar escribir una historia a partir de esa experiencia", reconoció. En esta ocasión, no estuvo acompañado por Isabel Preysler.

Más sobre