Iker Casillas y Sara Carbonero llevan un mes viviendo en Oporto con su pequeño Martín. Cada día que pasa se sienten mejor en su nueva ciudad, aunque todavía no están disfrutando de ella tanto como quisieran. Ahora es tiempo de “crear un hogar”, como la propia periodista ha confesado en su blog. “Por el momento estoy en esa fase. Ya os iré contando más detalladamente mis visitas y aventuras por aquí, estoy segura de que Oporto me va a sorprender mucho y siempre para bien”, ha escrito. Pero… ¿qué otros planes tiene Sara?

Según ha dicho, una vez que haya creado su hogar y haya dado por terminada la mudanza, la periodista quiere aprender portugués. “Tengo intención de aprenderlo durante el tiempo que estemos aquí, ya estoy mirando sitios donde matricularme”, ha publicado. También quiere retomar su afición por el deporte, salir a correr y hacer Pilates.

Y lo más importante de todo, una vez que se haya instalado al cien por cien en Oporto, viajará periódicamente a Madrid para estar cerca de su familia, sus amigos y sus compañeros de trabajo. “En estos momentos de cambio a los que más echas de menos es a la gente que comparte tu día a día, aquellos a los que realmente te gusta tener cerca… De todas formas estamos cerquita así que me organizaré para poder ir de vez en cuando a Madrid y que no pase mucho tiempo sin verles”, ha asegurado.

Patitoooooos!!!! Post cumple Slow #graciasAmores!!! #oportoRules!!

Una foto publicada por Mayra Del Pilar (@mayris) el

Mientras tanto, Sara recibe con los brazos abiertos a todos sus seres queridos que van a visitarla. Primero fue su hermana Irene y después dos de sus mejores amigas, Isabel Jiménez y Mayra del Pilar. La periodista ha confesado que se presentaron en su casa por sorpresa y que disfrutó muchísimo de su compañía a pesar del frío y de la lluvia. “A veces, la vida te da sorpresas….Cuanto más llovía ahí fuera, más sentía dentro el calor de la amistad”, ha escrito.

- ¡Todos quieren una foto con ella! Sara Carbonero conquista Oporto

- Iker y Sara, cada vez más integrados en Oporto: cinco pistas que lo demuestran

- Sara y el pequeño Martín aplauden a Iker en su presentación ante el Oporto

Lejos quedan las imágenes de la triste despedida de Iker Casillas, diciendo adiós entre lágrimas y poniendo así fin a largos meses de rumores, ahora su nueva vida se escribe en portugués y su nueva casa, a la que Sara está poniendo todos los ingredientes para convertirla en su nuevo hogar. Se trata de un lujoso apartamento que consta de cinco habitaciones, tres baños, piscina privada, cuatro plazas de garaje y una gran terraza de 140 metros cuadrados con vistas al mar. Un mar al que se escapan Iker y Sara cuando les invade la nostalgia para jugar con el pequeño Martín y capturar atardeceres tan bellos como éste:

#buenasnoches

Una foto publicada por Iker Casillas (@ikercasillasoficial) el

Más sobre