"Mañana comenzamos juntos otra temporada más, especial por muchas razones". Con estas palabras calienta motores Fernando Torres en las redes sociales, anticipando a sus seguidores la emoción del primer partido de la temporada de su equipo, el Atlético de Madrid, que se enfrenta hoy al UD Las Palmas en el Vicente Calderón. La Liga acaba de comenzar, y Fernando está más que preparado para unos meses que prometen en el ámbito profesional. Pero también a nivel personal, y es que "El Niño", a sus 31 años, cosecha tantos éxitos en el terreno familiar como en el campo de juego.

La discreción ha sido siempre un rasgo inherente a Fernando Torres, quien suele preferir mantener su intimidad alejada de la escena pública. De vez en cuando, eso sí, nos regala alguna imagen de su preciosa familia acompañándole en los grandes momentos de su carrera. Su mujer, Olalla Domínguez, y sus dos hijos son prioridad para Fernando, y no es de extrañar que el futbolista quiera tenerlos a su lado en los días más especiales. Algo que, sin embargo, no ocurre tan frecuentemente como a él le gustaría; su intensa agenda laboral es la causa, pese a que aprovecha cada minuto libre para pasar tiempo en familia. En una entrevista publicada esta semana por el diario El Mundo, Fernando afirma que si hay algo que le hace llorar es "cuando echo de menos a los niños". El futbolista y su mujer son padres de dos niños, Nora y Leo, nacidos el 8 de julio de 2009 y el 6 de diciembre de 2010, respectivamente. "Crecen muy rápido", afirma. "Y te llaman. Y te dicen que cuándo vas a volver".

Quizá sus hijos "no van a tener la infancia que he tenido yo", como afirma en la entrevista, pero sí los mismos valores que intenta inculcarles día a día. "Yo les digo: 'No tengas envidia de que tu hermano tenga dos chupa chups, estate contenta de que tienes uno'", explica Fernando. Padre a tiempo completo, el deportista se ha preparado a fondo para dar lo mejor de sí mismo en esta temporada y "luchar por el título desde el primer minuto", como comentaba en las redes sociales.

Pero podría haber otro motivo por el que estos meses serán tan especiales para el futbolista. Aunque no hay confirmación oficial por su parte, hace un mes nos sorprendían las imágenes de Fernando y Olalla veraneando en Ibiza y protagonizando unas fotografías en las que todo apunta a que están esperando su tercer hijo. Ya en esas instantáneas podía verse a Olalla en un estado avanzado, por lo que la ampliación de la familia no tardaría en producirse. Fernando Torres y Olalla Domínguez han formado una familia ideal, después de vivir uno de esos noviazgos que parecen salidos de un cuento de hadas. Se conocieron siendo unos niños, mientras veraneaban en la playa de Estorde (La Coruña) y desde entonces no se separaron. Tras diez años de noviazgo en los que ella apoyó las aspiraciones del jugador, en el año 2009 se casaron en una íntima ceremonia civil en El Escorial.

Más sobre

Read more