Le han concedido esta misma semana un tercer permiso extraordinario de siete días para que continúe con su tratamiento en el hospital Infanta Luisa de Sevilla, en el que ingresó el día 5 de agosto debido a sus problemas de azúcar. El estado de salud de Isabel Pantoja ha impedido su regreso a la cárcel de Alcalá de Guadaira, donde está cumpliendo condena por blanqueo de capitales. Allí, arropada por su familia, ha pasado estos días en los que el juez, teniendo en cuenta su estado de salud y los informes médicos, le ha ido otorgando sucesivos permisos para que permanezca ingresada.

pantoja-nueva1VER GALERÍA

Ahora el caso de la artista ha llegado incluso hasta el Congreso de los Diputados. Y es que durante la presentación de los presupuestos del año 2016 para Instituciones Penitenciarias, su secretario general, Ángel Yuste, tuvo que dar explicaciones acerca de estas concesiones. Ante la pregunta de uno de los diputados, que ha cuestionado la imagen de la administración tras estos permisos, Yuste tuvo que comentar lo que pasaba con Isabel. “Padece una dolencia (neofropatía diabética), ha sido visitada en los permisos anteriores, han sido concedidos por el juez con informe favorable de la Fiscalía y después de ser visitada por dos forenses distintos” aclaró.

El responsable de Prisiones ha aclarado que “el cumplimiento de la legalidad debe vincular a todos”. Se ha referido además a la investigación que se llevó a cabo hace algunas semanas sobre un presunto trato de favor a la artista en la cárcel. Yuste tuvo que responder también a esta cuestión comentando que un grupo de unos 50 funcionarios eran los que habían puesto de relieve la situación, que “más que denunciar un trato de favor hacia la interna, censuraba unas declaraciones públicas de la directora del centro en las que ellos sentían que se había violentado su profesionalidad”.

Una semana decisiva para Isabel Pantoja

La enfermedad renal que padece Isabel Pantoja: nefropatía diabética

Isabel Pantoja recibe la visita de su nieto Francisco en hospital

El caso de Isabel Pantoja ha dado mucho que hablar desde su condena e ingreso en prisión. Polémica tras polémica, su nombre ha llegado ahora al Congreso, donde se ha cuestionado la actuación que se ha seguido con ella. Quién habría pensado que su situación se debatiera en un pleno. Un nuevo disgusto seguro para la intérprete, cuyo futuro pasa por su recuperación o por la resolución sobre el recurso que han presentado sus abogados para que obtenga el tercer grado. Entretanto Isabel sigue recibiendo las visitas de sus hijos, su hija Isa ha estado con ella en un par de ocasiones y su hijo Kiko ha ido a verla con su nieto Francisco. Ellos son sus mayores apoyos ahora.

Más sobre