Carmen, un nombre muy español y con un significado muy emotivo y personal

En la elección del nombre por parte de Francisco Rivera y Lourdes Montes para su hija tuvo mucho que ver el componente emotivo. Tal y como comentó Lourdes, “tenían una lista enorme, pero fueron descartando”. De ella se quedaron con Lola y Carmen, que son nombres españoles “de toda la vida” como dijo Lourdes. Algo en lo que la apoyaba su marido, que tenía un claro favorito. “A mí me haría mucha ilusión que se llamara Carmen, para qué nos vamos a engañar. Además es un nombre que me gusta mucho. Carmen Rivera Montes suena español y muy nuestro” declaró el diestro a principios de verano.

La pareja decidió hacer así un homenaje a la abuela de Francisco y la recordada Carmen Ordóñez, madre de Francisco Rivera, que falleció en el año 2004 y que está muy presente en la memoria de sus hijos y de toda la familia. Su recuerdo ha estado siempre en la mente de los que la querían y seguramente Francisco y Lourdes hablarán mucho de ella a su hija, que ha heredado su nombre. Pero es que además de este componente emocional, Carmen, uno de los nombres más populares de nuestro país, tiene algo más detrás de sus seis letras. ¿Qué significa realmente?

Es un nombre de origen hebreo que se puede traducir como “el paraíso de Dios” o “el jardín de Dios” y que se asocia a mujeres con un carácter fuerte, llenas de energía y que luchan por sus ideales. Se dice de ellas que son además personas generosas, que harán lo que sea por ayudar a los demás. Es uno de los nombres más españoles que hay y de los más populares, en su versión corta o compuesta, María del Carmen. Su santo, Nuestra Señora del Carmen, se celebra el 16 de julio, en verano, precisamente en la época en la que llega la pequeña. Esta festividad se celebra en casi todos los rincones de España, ya que esta virgen está considerada patrona del mar.

Carmen tiene además reminiscencias artísticas. Es el nombre de una conocida ópera de cuatro actos de George Bizet, estrenada en 1875 y que está basada en la novela Carmen, de Prosper Mérimée, que se publicó en 1845. La historia de esta obra lírica está ambientada en Sevilla y protagonizada por una gitana de fuerte temperamento, de la que es difícil no enamorarse.

Más sobre

Read more