¡Todos quieren una foto con ella! Sara Carbonero conquista Oporto

Sara Carbonero ha conquistado Oporto. Los habitantes de la ciudad han recibido a la periodista con los brazos abiertos, como reflejan estas imágenes tomadas durante el inicio de la Liga portuguesa en el Estádio do Dragão. Todos quería una foto con ella y ella accedió sin ningún problema. Sara, está vez sin el pequeño Martín, se convirtió en la gran protagonista del primer partido oficial de Iker Casillas con su nuevo equipo. Tan guapa como siempre, la periodista posó con su mejor sonrisa para las fotos que los “dragones” –nombre que reciben los aficionados del Oporto- le pedían.

¡Todos quieren una foto con ella! Sara Carbonero conquista OportoVER GALERÍA

Sara, con un pantalón vaquero, top de color crema y una chaqueta negra, siguió muy de cerca el juego de Iker, que se ha adaptado a la perfección al equipo de Lopetegui. El portero se sintió muy cómodo durante el partido contra el Vitória de Guimaraes, y el Oporto ganó por 3-0, situándose como líder provisional de liga.

¡Todos quieren una foto con ella! Sara Carbonero conquista OportoVER GALERÍA

En el Estádio do Dragão también estaba la hermana de Sara, Irene Carbonero, como refleja este vídeo publicado en su perfil oficial de Instagram. La visita de Irene, que aterrizó hace unos días en Oporto, habrá llenado de felicidad a Sara, ya que la periodista ha demostrado en numerosas ocasiones ser una persona muy familiar, unida a los suyos y a su tierra natal, Corral de Almaguer.

Vamos!! 🙌🏻💪🏻🐸 #somosporto

Un vídeo publicado por Irene Carbonero (@irenecarbonero) el

Irene también ha llegado a tiempo para ayudar a su hermana con la mudanza. Según publica la revista ¡HOLA! de esta semana, la familia Casillas Carbonero ya tiene casa. Se trata de un lujoso apartamento con vistas al mar que la periodista se está encargando de decorar. La vivienda, que está próxima a la localidad de Foz, consta de cinco habitaciones, tres baños, piscina privada y cuatro plazas de garaje.

Parece que la pareja se ha adaptado muy bien y muy rápido a su nueva ciudad. Sara, que ya conduce un coche con matrícula portuguesa, está encantada y con muchas ganas de descubrir los rincones más bellos de Oporto de la mano de Iker y su hijo Martín. "La suerte de empezar a vivir en esta ciudad es que aún me me queda mucho por hacer, muchos rincones que descubrir... y mucha gente por conocer, porque una ciudad no es nada sin las personas que la pueblan", escribió en su blog.

Más sobre