Cuatro años después de su boda, Carolina Cerezuela vuelve a vestirse de blanco

Este jueves se ha celebrado la tradicional Cena de Armadores en Palma de Mallorca, donde numerosas y elegantes personalidades se han dado cita con motivo de la 34ª Copa del Rey de MAPFRE de vela

Cuatro años han pasado desde que Carolina Cerezuela y Carlos Moyá sorprendieron celebrando su boda sorpresa en Palma de Mallorca. La pareja escogió la isla balear, donde nació el extenista, para darse el "sí, quiero" en julio de 2011. Fue una ceremonia íntima, romántica, en la que sólo los más allegados pudieron acompañar a Carlos y Carolina, que ese día estaba deslumbrante vestida de blanco. Este jueves, los dos han vuelto a lucir este color para acudir a uno de los eventos más glamurosos de la temporada en Palma, demostrando en esta fiesta que siguen tan enamorados como en el día de su boda.

armadores1-VER GALERÍA

De la mano, sonrientes, cogidos de la cintura... la actriz y su marido protagonizaron un auténtico derroche de muestras de cariño durante la tradicional Cena de Armadores. Ella, presumiendo de bronceado en contraste con su vestido blanco, y él, encantado de acudir a este acontecimiento en su ciudad natal, posaron así de enamorados, listos para disfrutar de una velada tranquila habiendo dejado en casa a sus hijos. Carolina y Carlos son padres de tres niños, Carla, Carlos y Daniela, y pese a todo el tiempo que exige mantener a una familia numerosa como la suya, Carolina tiene claro que ellos son su secreto para estar siempre estupenda. "Siempre digo que mis hijos me dan una energía enorme", aseguró. La actriz y presentadora, que no quiso adelantar ninguno de los proyectos profesionales que tiene entre manos, comentó que la familia aprovecharía para pasar unos días de vacaciones en la isla, relajándose y descansando.

armadores3-VER GALERÍA

Junto a ellos, una larga lista de caras conocidas se dieron cita en el Real Club Náutico de Palma. Con motivo de la 34ª Copa del Rey de MAPFRE de vela, la Cena de Armadores reunió a cerca de 600 asistentes que se pusieron de punta en blanco para la ocasión. Nunca mejor dicho, pues el dress code de este evento exige que los asistentes luzcan este color en su vestuario. Aunque ya se sabía que el rey Felipe no iba a acudir, los asistentes echaron igualmente de menos su presencia, pues durante el reinado de don Juan Carlos era habitual que el monarca acudiese a la cena.

armadores5-VER GALERÍA

Entre armadores, patrocinadores, colaboradores y autoridades baleares han desfilado personalidades tan conocidas como Rafael Medina y Laura Vecino, siendo ella una de las más elegantes y originales de la noche en cuanto a elección de vestuario con un brillante y sofisticado diseño, Carla Goyanes con su marido Jorge Benguria o Norma Duval con su prometido, Matthias Kühn, ambos aún inmersos en los preparativos de su boda, cuya fecha exacta prefirieron no confirmar.

Pero no es necesario acudir en pareja para pasarlo bien en esta fiesta, y sino que se lo digan a Álvaro Muñoz Escassi quien, en el que está siendo su primer verano tras su ruptura con Sonia Ferrer, posó en solitario y sonriente, o la piloto Carmen Jordá, muy guapa con un vestido largo de inspiración hippie chic.

armadores8-VER GALERÍA

Rompiendo con este desfile blanco, Mar Flores sorprendió luciendo un vestido fucsia con bordes azules aunque, como ella misma explicó, fue debido a una confusión a la hora de comunicar la etiqueta que se exigía para la fiesta. "Nadie me avisó", comentó sin perder la sonrisa. Lo más importante, tomárselo con buen humor y disfrutar de uno de los eventos más divertidos del verano en Mallorca.

Más sobre

Read more