Rocío Carrasco: 'No me da miedo seguir viviendo en mi casa tras el robo que he sufrido'

Unos ladrones entraron en su vivienda madrileña cuando ella y su pareja, Fidel Albiac, se encontraban en su interior

El verano es uno de los periodos en los que los ladrones “hacen el agosto” y nunca mejor dicho. Las casas vacías son sus objetivos principales, pero a veces, los planes fallan y en el interior de la vivienda se encuentran sus inquilinos, llevándose así un susto difícil de olvidar. Esto es lo que le ha pasado a Rocío Carrasco y su pareja, Fidel Albiac, quienes la semana pasada sufrían un robo en su vivienda madrileña, situada en los alrededores de San Agustín de Guadalix, cuando compartían una cena con el director de Sálvame y Hable con ellas, David Valldeperas y su pareja.

Rocío Carrasco VER GALERÍA

El incidente tuvo lugar la semana pasada entre las 23:15 y las 00:45 horas y a pesar de que tanto Rocío como sus invitados fueron alertados por los ladridos de sus respectivas mascotas, Nico (el perro de Rocío) y Lego (el de David), estos achacaron el nerviosismo de los animales al paso de algún otro perro por los alrededores de la zona. Pendiente del curso de la investigación y una vez interpuesta la demanda a la Guardia Civil, ha sido la propia Rocío Carrasco, quien mediante una llamada telefónica al programa de Sálvame ha relatado los hechos.

“Estoy bien. He llamado porque ha empezado todo el mundo a mandarme mensajes y a llamarme preocupados y era para decir que está todo bien, que no ha pasado nada. Ha habido varios robos por la zona. Aprovechan cuando hay gente en la casa y no están las alarmas puestas, pero está todo bien” afirmaba la hija de la desaparecida Rocío Jurado.

Bastante tranquila y quitando hierro al asunto, la colaboradora del programa Hable con ellas añadía: “Lo que quiero es agradecerles al cuerpo de la Guardia Civil, de la policía judicial de San Agustín de Guadalix y de Tres Cantos porque están haciendo una investigación maravillosa y ha sido todo súper rápido y todo muy bien. Hasta ahí puedo decir”.

En cuanto a si ahora le da miedo continuar residiendo en la misma vivienda, Rocío responde tajante: “No, no” y continúa hablando para felicitar el comportamiento de su perro y el de David. “Mi Nico y mi Lego son los héroes de esta historia, aparte de la policía judicial. Por ellos fue por los que nos dimos cuenta”.

Rocío Carrasco VER GALERÍA

Rocío no quiso hablar sobre lo que se habían llevado los ladrones, aunque el director de Sálvame presente en casa de Rocío durante el robo señalaba durante su participación en el programa: “Yo creo que todos los recuerdos que tiene de su madre están en otro lado. Ahí tiene las cosas del día a día”.

David también quiso relatar lo ocurrido, señalando, que, afortunadamente, no se enteraron de la entrada de los cacos, que hicieron su incursión por una ventana de la fachada posterior. “No vimos absolutamente nada ni escuchamos absolutamente nada (…). “Estábamos cenando y Rocío, como buena anfitriona que es, no paró de entrar en la cocina. Se los podía haber encontrado o cualquiera de nosotros al ir al baño. La verdad es que tuvimos suerte”.

Como hemos mencionado anteriormente, solo los ladridos de los perros les hacen reflexionar ahora en qué preciso instante se encontraban los ladrones dentro de la vivienda. “En un momento Rocío se acerca a la cocina y Lego, que es mi perro, sigue a Rocío. Y entran dentro de la casa y Lego se para en un pasillo y empieza a ladrar desesperadamente, pero sin moverse, pero en posición de alerta. Quiere decir que estaban allí o que estaba detectando alguna presencia extraña porque este tipo de perros son muy protectores y son muy territoriales. Enseguida marcan el terreno. Entonces Rocío no le hizo caso y pensó que le estaba ladrando a su perro. Y se lo llevó. Si hubiera seguido al perro, seguramente se hubiera encontrado con…” relata David Valldeperas.

Ahora solo queda esperar a la resolución final de la investigación y que todo esto quede tan solo en un susto que contar y Rocío recupere todas y cada una de las pertenencias sustraídas.

Más sobre

Read more