La íntima y familiar celebración de cumpleaños de Isabel Pantoja

Rodeada de los suyos y en la intimidad de Cantora. Este día 2 de agosto ha sido sin duda un tanto agridulce para Isabel Pantoja, ya que ha podido celebrar su 59 cumpleaños fuera de la cárcel de Alcalá de Guadaira, aunque sabiendo que dentro de apenas tres días tendrá que volver a ella para seguir cumpliendo condena. En la finca se congregaron los familiares más cercanos de la artista que quisieron acompañarla en este día tan señalado.

pantoja2-2VER GALERÍA

Sus hijos Kiko, que tras finalizar sus compromisos laborales llegó a la finca para estar con su madre (no tiene nada previsto, tal y como indica su página oficial, hasta el próximo miércoles 5), Isa, que fue la primera en acudir junto a su madre cuando esta salió de prisión, y su sobrina Anabel Pantoja, que declaró a su salida de Cantora (en el programa ¡Qué tiempo tan feliz!) que su tía estaba disfrutando del día y le dedicó esta bonita felicitación en las redes sociales; su hermano Agustín y su madre, entre otros amigos cercanos.

Un aniversario que Isabel ha querido pasar en la intimidad y en el que le han hecho algunos regalos –Anabel no ha querido desvelar qué le compró, pero se pudieron ver algunos coches entrando con flores.

Con su hija Isa y su nieto en Cantora, así ha pasado las primeras horas en libertad Isabel Pantoja

Isa Pantoja, triste y cabizbaja: 'En mi familia he visto atenciones con mi hermano o mi prima que no han tenido conmigo'

¿Isabel Pantoja estará fuera de la cárcel cuando nazca su tercer nieto?

Aunque sin duda el regalo más importante para ella en este día tan especial ha sido poder estar en casa, recibiendo el cariño de los suyos. El segundo permiso penitenciario que pidió la artista llegó a tiempo para que pudiera soplar las velas en casa. En esta ocasión podrá estar más días fuera de prisión, dado que se le concedieron seis días en lugar de cuatro como en la primera ocasión. Parece que durante este permiso, Isabel salió a hacerse algunas pruebas médicas a un hospital sevillano y estuvo desayunando en una cafetería, donde algunos testigos afirman haberla visto desayunando. Además le habría llevado unas flores a la virgen de Triana.

De nuevo fue su hermano Agustín el que la fue a recoger a las puertas de Alcalá de Guadaira, de donde salió Isabel sin hacer declaraciones, sólo un beso lanzado a sus fans, los únicos a los que se ha dirigido durante estos meses. En estos días, Isabel podrá hablar con sus hijos y tal vez suavizar las cosas tras las polémicas declaraciones que hizo su hija Isa cuando salió del programa Supervivientes.

Más sobre