La boda de Nicky Hilton y James Rothschild, ¿un cruce de la de los Duques de Cambridge y la de Kim Kardashian con Kayne West?

Ella es heredera de una gran cadena hotelera –además de diseñadora de moda y socialité-; él es heredero de una de las familias de banqueros europeos con más nombre y fortuna. Así que la boda entre Nicky Hilton y James Rothschild promete ser un despliegue de lujo y exclusividad. Sólo falta un día para que se den el “sí, quiero” y son pocos datos los que han salido a la luz, pero a juzgar por esos detalles los novios podrían soñar con una boda a medio camino entre la de los Duques de Cambridge y la de Kim Kardashian con Kayne West.

nullVER GALERÍA

Son muchas las celebrities estadounidenses que viene a Europa para darse el “sí, quiero”, atraídas por la historia y la elegancia del viejo continente: George y Amal Clooney, Tom Cruise y Katie Holmes o la mencionada Kardashian son solo algunos de los ejemplos. Así que en el caso de Nicky, que además se casa con un ciudadano británico, el celebrar el enlace en Londres le ha sido servido en bandeja de plata. Y... ¿qué mejor que hacerlo en un entorno regio?

- Nicky Hilton y James Rothschild, dos fortunas con muchos ceros unidas por amor

- Nicky Hilton despide su soltería con un fin de semana de fiesta y su hermana Paris

- Nicky Hilton ultima los detalles de su boda con lujo y discreción

The Orangery, según publicó New York Post 's Page Six, es el sitio elegido por los novio para casarse el 10 de julio. El lugar que un día fue el invernadero de la reina Ana de Inglaterra –pensado para que las naranjas aguantaran el invierno londinense- y que hoy tiene licencia para oficiar enlaces civiles, es el único Palacio Real de Londres abierto para celebrar bodas, para disfrutar de platos ingleses, para tomar el té de las cinco o para celebrar eventos, por lo que ha sido el escenario de desfiles, presentaciones comerciales, espectáculos de ballet o como pre-Wimbledon Party, el pasado mayo.

nullVER GALERÍA

nullVER GALERÍA

Una construcción de techos altos con la clásica arquitectura del siglo XVIII, situado en los hermosos jardines del Palacio de Kensington –donde tienen su residencia en Londres los Duques de Cambridge- sería entonces el escenario perfecto para la unión de estas dos grandes fortunas. De este modo, y salvando las distancias, el enlace se vería de cierto modo impregando de esa tradición y elegancia propia de la realeza británica.

- Recuerda cómo fue la boda real de Guillermo de Inglaterra y Kate Middleton

- El baile nupcial, un servicio vestido de época, una carroza o las palabras de Kanye West: Kim Kardashian muestra detalles de su boda nunca vistos

Aunque desde The Orangery se advierte que la capacidad es de 150 personas para una ceremonia civil, de 120 para cena y baile y de 300 si lo que se desea es un cóctel, el número de invitados se puede incrementar gracias a la colación de carpas en el jardín y en las terrazas. Algo que podría ser necesario puesto que aunque se desconoce el número de invitados éxacto, tanto los Hilton como los Rothschild son familias con muchas relaciones sociales, además se espera un gran desembarco de socialités estadounidense en Londres y un flujo de lujo y extravangacia que puede recordar al vivido en París e Italia durante la fastuosa boda de Kim Kardashian y Kayne West.

Decisions, decisions, decisions... 👰🍰

Una foto publicada por Nicky Hilton (@nickyhilton) el

Entre los invitados podría estar el nuevo novio de Paris Hilton ya que -según publica Daily Mail- Thomas Gross fue presentado de forma oficial a la familia hace unas semanas durante una cena en Los Ángeles. El mismo medio asegura que el multimillonario de 39 años se encuentra ya en Londres para asistir a la primera gran boda en el seno de los Hilton. Tanto Paris como Nicky se han casado con anterioridad pero en improvisados enlaces sorpresa.

- Un multimillonario de 39 años, ¿será el amor definitivo de Paris Hilton?

Las que ya se han dejado ver en la capital británica han sido las chicas Hilton. La novia del banquero, acompañada por su hermana Paris, recorrieron unos metros por el prestigioso barrio de Mayfair desde el hotel de cinco estrellas, Claridge´s hasta uno de los restaurantes favoritos de las estrellas: el bar de Harry. Allí estuvieron con su madre, Kathy, y con otras amigas celebrando una cena de preboda.

Una foto publicada por Paris Hilton (@parishilton) el

La novia regresó a Londres tras unos días en Francia poniéndose al día de las propuestas de Versace en la semana dedicada a la Alta Costura en París. Aunque los nombres que se barajan para vestir a Nicky son todavía especulaciones lo cierto es que durante el mes de mayo, ella hizo un exhaustiva ruta por la tiendas de lujo de la capital francesa –entre ellas el estudio de Christian Louboutin- y según una fuente contó a New York Post 's Page Six había aprovechado el viaje para hacerse una prueba en Valentino, pero también para elegir un diseño blanco en Alaïa. ¿Quién vestirá a la rica heredera? ¿Lucirá dos vestidos? Sólo falta un día para averiguarlo.

Más sobre