Cressida Bonas, Poppy Delevingne... y su aliado común en el festival de Glastonbury

Es una de las citas musicales más esperadas del año y no quisieron faltar

Y como cada verano, comienzan a organizarse por medio mundo los festivales de música más esperados. Uno de los primeros en dar el pistoletazo de salida a noches interminables de música y diversión ha sido Glastonbury, en Somerset, Inglaterra. Cinco días de buenas melodías en los que han comparecido estrellas de primera línea como Kanye West, Lionel Richie, The Who, y Paul Weller. Días de estilismo imposibles, en los que casi todo lo que hay en el armario vale.

g-alexa-chung-cordon1VER GALERÍA

Ellos consiguieron que los asistentes, que como cada edición sufren para conseguir entradas -hay que estar más que atento ya que este año se agotaron en tan solo 26 minutos-, se metieran de lleno en el espíritu hippie y festivalero de esta convocatoria que ni la lluvia pudo deslucir.

g-kendall-jenner1VER GALERÍA

Más de 170.000 personas, entre modelos, actrices y un largo etcétera de rostros conocidos, se dieron cita de nuevo en esta enorme explanada que se llena hasta la bandera de tiendas de campaña y melómanos convencidos. Nadie quiere perderse ni un minuto de este ineludible "clásico british".

g-cressida-bonas1VER GALERÍA

Los mejores conjuntos de Cressida Bonas, Alexa Chung, Poppy Delevingne, Daysi Lowe, Pixie Geldof y la diseñadora Stella McCartney tenían algo en común. Todas ellas tuvieron que sustituir las alpargatas, las sandalias y las zapatillas por las no menos cómodas botas de agua y es que al estar en medio del campo, la lluvia hizo que el terreno estuviera lleno de barro. Sin embargo, nada les impidió disfrutar como enanas de estos días en los que seguro sólo hicieron una cosa: bailar y cantar a voz en grito. Una forma excelente de comenzar el verano ¿no?

g-botas-hunter2VER GALERÍA

Las botas que no faltaron en la maleta de ninguna de estas "it girls" eran las clásicas Hunter, unas botas de agua que se pueden combinar casi con cualquier estilismo, ¡no hay más que verlo! En esta ocasión y por primera vez en sus 159 años de historia, la firma customizó algunas de ellas para poner el nombre de la celebritie, en lugar del nombre de la marca en el logo. Stella McCartney y Poppy Delevingne fueron dos de las que lucieron este modelo exclusivo, mientras que el resto prefirió las clásicas. Si tú también quieres copiarles el estilismo las puedes comprar por 120 euros y las tienes disponibles además en ocho colores, para que te combinen con todo.

Más sobre