María Eugenia Fernández de Castro, muy afectada por la pérdida de su madre

Cinco meses después de la muerte de la Duquesa de Alba, a la que estaba muy unida, fallece María Eugenia Fernández-Shaw, madre de la ex condesa de Siruela, a los 93 años de edad

María Eugenia Fernández de Castro está atravesando una temporada muy dura a nivel personal. Tras la muerte de la duquesa de Alba el 20 de noviembre, a la que María Eugenia estaba muy unida a pesar de haberse divorciado de su hijo Jacobo en 1998 tras casi 20 años de matrimonio y dos hijos en común, Jacobo y Brianda, otra tragedia ha azotado su vida.

María Eugenia Fernández de Castro, muy afectada por la pérdida de su madreVER GALERÍA

Su madre, María Eugenia Fernández-Shaw y de Rich, falleció el pasado 17 de abril a los 93 años de edad en la localidad cántabra de Comillas, donde pasaba largas temporadas desde que contrajo matrimonio con el padre de María Eugenia, Fernando Fernández de Castro y Sánchez de Cueto, que falleció hace ya diez años. El funeral por el fallecimiento de la madre de la ex condesa de Siruela se celebró dos días después, el domingo 19 de abril, en la iglesia parroquial de Comillas y a él acudió, además de sus hijos y nietos, una gran parte de las autoridades locales, ya que se trata de una familia con un gran arraigo en esta preciosa localidad cántabra.

María Eugenia Fernández de Castro, muy afectada por la pérdida de su madreVER GALERÍA

María Eugenia siempre se sintió muy apegada a esta localidad y se mudó allí con su segundo marido, Guillermo Gaspar y Pardo de Andrade, hace ocho años para alejarse del bullicio de la capital. La pareja residía en una preciosa casa del siglo XVI y allí pasaba con sus hijos y nietos los veranos y la Navidad, aunque debido precisamente al gran tamaño de la casa, María Eugenia acababa de ponerla a la venta con la idea de comprar algo más pequeño, pero con más parcela para sus tres perros.

María Eugenia y su madre estaban muy unidas. La que fuera la nuera favorita de Cayetana de Alba era la pequeña de la casa y además la única chica, por lo que mantenían una relación muy estrecha con su progenitora.

En estos momentos de dolor, María Eugenia ha contado en todo momento con el apoyo de su pareja y sus dos hijos, Jacobo, licenciado en Filosofía y dedicado al mundo del arte, y Brianda, diseñadora de moda y Dj, que han querido estar al lado de su madre en tan duro trance.

María Eugenia Fernández de Castro, muy afectada por la pérdida de su madreVER GALERÍA

María Eugenia Fernández de Castro, muy afectada por la pérdida de su madreVER GALERÍA

María Eugenia también tiene el consuelo de sus dos nietos, Asela y Jacobo, fruto del matrimonio de su hijo Jacobo con Asela Pérez Becerril que se celebró en mayo de 2011 en el Palacio de Liria, y a los que adora. Los niños, de 3 años y dos meses de edad respectivamente, serán la gran alegría para María Eugenia en estos momentos tan difíciles.

Más sobre

Read more