Chelsy Davy, la chica que dejó escapar el príncipe Harry, más enamorada que nunca

Tras unas románticas vacaciones en África, la pareja regresó a Londres envueltos en rumores de compromiso

Han pasado cuatro años desde que el príncipe Harry de Inglaterra y Chelsy Davy pusieron punto y final a su historia de amor. Su noviazgo duró casi siete años y muchos pensaban que ella sería la que llevaría al hijo pequeño de la princesa Diana al altar. Estuvo presente en momentos muy importantes de la Familia Real, como la boda de los Duques de Cambridge y era una más del círculo de Harry. Sin embargo, tras algunas idas y venidas, lo que se anunció como un tiempo entre ambos, se convirtió en una ruptura definitiva. Ahora ella luce enamorada e ilusionada junto al joyero Charles Goode.


La pareja se dejó ver esta semana en Londres a su llegada a una fiesta que se celebraba en Baar and Bass de a Kings Road, donde también estuvo presente Donna Air la novia de James Middleton, hermano de la Duquesa de Cambridge. Chelsy iba con paso firme y Charles se aferraba a ella, incluso con ambas manos. Aunque es un chico de aspecto tímido las cámaras no son una novedad para él puesto que antes de salir con Chelsy estuvo un tiempo con la modelo Petra Benova. Charles pertenece a una conocida familia de joyeros ingleses que trabajan bajo la firma Goode & Son, y sus propios diseños son lucidos por miembros de la realeza, como las princesas Zara Phillips o Beatrice, y por personajes de la talla de Kate Moss, David y Victoria Beckham, Kate Winslet o Richard Branson.

Esta aparición de la pareja es la primera después de que saltaran los rumores de una posible formalización de su noviazgo. Según aseguró una fuente al Daily Mail, los enamorados podían haberse prometido durante este verano cuando han disfrutado de unas románticas vacaciones recorriendo África. Los enamorados han estado en Zambia, Mozambique y Malawi, han hecho safaris, se han mezclado con los locales e incluso se han animado a practicar la pesca. Durante estos días idílicos y en la cima del monte Mulanje en Malawi, es donde sitúa el periódico la petición de mano.


Así que con 28 años Chelsy, que ha disminuido sus apariciones públicas, podría haber encontrado la estabilidad junto al joyero y reparte su tiempo entre él y su trabajo como abogada. No se puede decir lo mismo del príncipe Harry que todavía no se ha encontrado a su media naranja. Tras su ruptura con Cressida Bonas, algunas voces le sitúan junto a Camilla Thurlow, Una joven de 25 años que en su día fue coronada Miss Edimburgo y que trabaja como gerente de proyectos en The Halo Trust, una fundación que se encarga de limpiar zonas bélicas de minas anti-persona.

Quizá el próximo 15 de septiembre, fecha del treinta cumpleaños del príncipe Harry, las invitadas a su fiesta nos den alguna pista acerca de quién ocupa actualmente su corazón. En ese sentido, algunos medios británicos sitúan a la propia Chelsy dentro de la lista de asistentes al evento. De ser así, esta no sería la primera vez que coinciden después de su ruptura, puesto que siguen teniendo algunos amigos en común.


Aunque no sea al lado de un príncipe, Chelsy parece estar viviendo su propio cuento de hadas con final feliz incluido, al haber encontrado una persona con la que comparte sus aficiones, entre ellas su pasión por África, no en vano ella es natural de Zimbabwe. La exnovia de Harry luce actualmente varios anillos en sus dedos, de los que todavía se desconoce su significado. Lo que una cosa está clara, sí existe ese anillo de pedida lo más seguro es que lo haya diseñado el propio Charles pensando en su amada.

Más sobre