Histórico y multitudinario adiós a Nelson Mandela

by hola.com

Después de cuatro días de duelo por la muerte de Nelson Mandela, Johannesburgo ha acogido uno de los funerales más multitudinarios de la historia. La lluvia y el mal tiempo no han sido impedimento para que miles de personas hayan querido rendirle homenaje en el estadio FNB de Soweto, escenario donde Mandela pronunció un discurso histórico en 1990, poco después de salir de la cárcel tras 27 años de cautiverio, y en el que también tuvo lugar su última aparición pública, en la final del Mundial de Fútbol en 2010.

Hoy, Día de los Derechos Humanos, el mundo rinde su último adiós a Mandela, un líder que dejó el mundo mejor que lo encontró gracias a su humildad, tenacidad, compromiso y lucha por la igualdad. Gobiernos, casas reales e instituciones de todo el mundo han querido mostrar sus condolencias por la muerte de Mandela y han destacado su lucha pacífica contra el apartheid, especialmente en África, donde muchas personalidades expresaron su orgullo por el considerado "patriarca" de Sudáfrica, que hoy celebraría veinte años desde que le concedieran el premio Nobel de la Paz.

Cerca de cien jefes de Estado y de Gobierno han asistido al servicio religioso oficial que comenzó con una hora de retraso debido a la gran multitud asistente -90.000 personas llenan los graderíos del estadio para participar en este histórico acontecimiento-. Entre los miembros de la realeza ha destacado la presencia de los reyes Felipe de Bélgica, Guillermo de Holanda y el Gran Duque Enrique de Luxemburgo, así como la reina Rania de Jordania y la princesa Charlene, esposa del soberano Alberto de Mónaco. El resto de casas reales han estado representadas por sus herederos como es el caso de Carlos de Inglaterra, Haakon de Noruega, Federico de Dinamarca, Victoria de Suecia, así como con la presencia del príncipe de Asturias, Felipe de Borbón, que ha asistido acompañado del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y que ha recordado a Mandela como "un hombre querido y respetado en todo el mundo. Un referente humano y político de enorme talla". Don Felipe declaró que tuvo el "honor, gusto y privilegio" de conocerle y haber tenido "charlas" con él, y recordó que Nelson Mandela acudió a su boda en Madrid, el 22 de mayo de 2004. 

El líder sudafricano, que supo unir a un país a través del rugby, sigue estrechando lazos después de su muerte. La ceremonia, en la que no ha faltado la música y el baile, ha propiciado el encuentro entre el presidente estadounidense Barack Obama con el dirigente cubano, Raúl Castro, unidos en este homenaje pese a sus grandes desavenencias políticasA través de un cordial saludo, ambos dirigentes se han convertido en el mejor ejemplo de cómo Mandela propició la reconciliación a través del diálogo, tal y como él mismo logró en un país dividido por el régimen racista del apartheid.

Además de líderes políticos y miembros de la realeza, han acudido personalidades del mundo de los negocios, la moda y el espectáculo, como Bill Gates, Oprah Winfrey,  Bono, líder de U2 y amigo del fallecido, Charlize Theron, así como la modelo Naomi Campbell y el magnate Richard Branson. Entre los asistentes destacó también la presencia del excapitán de la selección sudafricana de rugby François Pienaar, el hombre que lideró el equipo que ganó el mundial de 1995 en Sudáfrica y que ayudó a Mandela a promover la reconciliación en el país por medio del deporte.

Los homenajes en memoria de Mandela se prolongarán durante toda la semana y concluirán con un funeral de Estado en Qunu, la aldea donde el exmandatario pasó su infancia y pidió ser enterrado. El Gobierno de Sudáfrica ha recomendado a los jefes de Estado que están en el país para homenajear a Mandela que no acudan al entierro en la pequeña aldea de Mandela, debido a la falta de infraestructura, ya que sólo habría cabida para 5.000 personas.

* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
El estadio FNB de Soweto, también conocido como Soccer Citty, en Johannesburgo, fue el escenario donde Mandela pronunció un discurso histórico en 1990, poco después de salir de la cárcel tras 27 años de cautiverio, y que también fue escenario de su última aparición pública, durante la final del Mundial de Fútbol en 2010

 
El funeral comenzaba con una hora de retraso, pese a que las puertas del estadio se abrieron a las 06.30 hora local y grupos de ciudadanos hacían cola desde hora y media antes desafiando a la lluvia y al mal tiempo con canciones en honor al líder sudafricano 
Alrededor de 90.000 personas llenaron los graderíos del estadio FNB de Soweto, uno de los mayores del mundo, para participar en este histórico acontecimiento. Miles de personas no cesaron de cantar y bailar en honor al expresidente sudafricano fallecido el pasado jueves a los 95 años de edad, icono de la lucha contra el apartheid 
Winnie Mandela, la segunda mujer del expresidente sudafricano, y su viuda, Graça Machel, se fundieron en un cariñoso abrazo y se besaron ante los miles de sudafricanos que abarrotan el estadio. Dos de las mujeres más importantes de la vida de Nelson Mandela se saludaron así al coincidir en una de las gradas del estadio que acoge la ceremonia religiosa en memoria de Mandela. Ambas de luto riguroso y visiblemente emocionadas quisieron poner de manifiesto el afecto que comparten por el icono de la lucha contra el apartheid, mientras miles de asistentes celebraban el gesto 
Miles de personas cantaban y bailaban desafiando a la lluvia y al mal tiempo en el estadio FNB de Soweto para asistir al servicio religioso oficial en memoria del expresidente Nelson Mandela 
En la imagen, el cariñoso saludo del Príncipe de Asturias a los príncipes herederos Haakon de Noruega y Victoria de Suecia. Tanto el Príncipe de Asturias como el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, modificaron sus agendas oficiales para asistir en Johannesburgo al funeral homenaje por Nelson Mandela. Rajoy iba a viajar a Roma para encabezar con el primer ministro italiano, Enrico Letta, la cumbre italo-española, que se pospone a una nueva fecha. El príncipe Felipe iba a presidir la entrega de las Medallas de Oro al Mérito de Bellas Artes junto a la princesa Letizia, que ha asistido en solitario a la ceremonia 
Haakon de Noruega ha sido otro de los miembros de la realeza europea que se han dado cita en el estadio Soccer City de Johannesburgo para despedir con todos los honores al que fuera presidente sudafricano. Por este motivo, el Heredero ha faltado a la tradicional ceremonia de entrega del Premio Nobel de la Paz, que también reconoció en 1993 a Nelson Mandela. En la imagen el heredero al trono de Noruega saluda a la heredera al trono de Suecia, la princesa Victoria 
Histórico saludo entre Barak Obama y Raúl Castro. El homenaje a Nelson Mandela ha logrado un encuentro sin precedentes entre el presidente de los Estados Unidos y su homólogo cubano. Mandela ha logrado estrechar lazos incluso después de su muerte
 
Millones de ciudadanos de todo el mundo han querido honrar a Mandela y han destacado su lucha pacífica contra el apartheid, especialmente en África, donde muchas personalidades expresaron su orgullo por el considerado "patriarca" de Sudáfrica 
La ceremonia también ha sido seguida desde fuera del estadio, a través de las cerca de cien pantallas que lo han retransmitido en espacios públicos de todo el país y en otros tres estadios de Johannesburgo. La asistencia a este servicio religioso ha colapsado los vuelos con destino a esta ciudad y los hoteles de Johannesburgo 
Además de líderes políticos y miembros de la realeza, acudieron personalidades del mundo del espectáculo como Bono, líder de U2, y la actriz sudafricana Charlize Theron 
En la imagen, la comitiva estadounidense encabezada por el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, acompañado de su esposa, Michelle Obama, seguido del ex mandatario George W. Bush, su mujer, Laura Bush, y Hillary Clinton. Durante la ceremonia, que ha contado con la intervención de varios de dirigentes internacionales, se han producido encuentros como el del presidente estadounidense Barack Obama con el cubano Raúl Castro, o el dirigente venezolano Nicolás Maduro 
Los homenajes en memoria de Mandela se prolongarán durante toda la semana y concluirán con un funeral de Estado en Qunu, la aldea donde el exmandatario pasó su infancia. El Gobierno calcula que sólo habrá cabida para 5.000 invitados, por lo que ha recomendado a las autoridades internacionales que se abstengan de participar 
El distendido saludo entre Barack Obama y el príncipe Federico de Dinamarca. 
El príncipe heredero Naruhito de Japón, acompañado del ministro portavoz del Ejecutivo, Yoshihide Suga, ha sido el encargado de representar a su país en los funerales del que fuera presidente sudafricano. Todo un homenaje a Nelson Mandela, ya que se trata de la primera vez que un miembro de la Familia Imperial japonesa viaja al extranjero para asistir al funeral de una persona no vinculada a la realeza 
François Pienaar, el exjugador de rugby sudafricano que, como capitán de los Springboks, lideró a su selección en su victoria de la Copa Mundial de Rugby de 1995. Un triunfo que logró unir al pueblo sudafricano y que convirtió a sus artífices en héroes nacionales de Sudáfrica, entonces en transición tras el derrumbe del apartheid y la llegada de Nelson Mandela a la presidencia del país. Tras el partido, Pienaar dedicó el trofeo en una entrevista a pie de campo no sólo a los 60.000 aficionados presentes en el Ellis Park, sino a los 43 millones de sudafricanos, y Nelson Mandela, que dio todo su apoyo a los Springboks durante todo el Campeonato, vestido con una camiseta del equipo con el número 6 -el número de Pienaar en el encuentro-, le hizo entrega de la Copa. En el año 2000, Pienaar se retiró como jugador y dos años después volvió a Ciudad del Cabo, donde reside con su esposa y sus dos hijos, uno de los cuales es ahijado de Nelson Mandela. 
El presidente francés François Hollande y su predecesor en el cargo, Nicolas Sarkozy, conversan en las gradas durante el servicio religioso en memoria de Nelson Mandela. Pese a que viajaron a Johanesburgo en aviones oficiales distintos debido a su enemistad, el espíritu de Mandela logró unir a estos dos mandatarios del panorama político francés 
Bonito gesto de Charlize Theron a su llegada al estadio FNB de Soweto para honrar a Nelson Mandela. "Mis pensamientos y mi amor están con la familia Mandela. Descanse en Paz Madiba. Te hemos perdido, pero tu impacto en este mundo vivirá para siempre". Con estas palabras quiso rendir homenaje al premio Nobel de la Paz, con quién la actriz sudafricana mantuvo un emocionado encuentro en 2004 
Muchos representantes de Casas Reales de todo el mundo quisieron rendir homenaje a Nelson Mandela con su presencia. En la imagen, la reina Rania de Jordania, así como la princesa Charlene, esposa del soberano Alberto de Mónaco, que acudió acompañada por su asesora Corinna zu Sayn-Wittgenstein 
En primera fila, Hillary y Clinton, que estuvieron acompañados de su hija Chelsea. Detrás de ellos, el ex mandatario George W. Bush, su mujer, Laura Bush. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie