Mundo singular

Las mejores fotos de vida salvaje tienen premio

by hola.com

Las mejores fotografías de vida salvaje realizadas este año han resultado premiadas en el concurso "Wildlife Photographer of the Year", organizado por el Museo de Historia Natural de Inglaterra y la BBC Worldwide. Más de 43.000 fotografías fueron enviadas desde 96 países del mundo para participar, que fueron clasificadas en las 18 categorías que recogen imágenes que reflejan la convivencia entre humanos y animales, la vida y la muerte en la naturaleza. Aquí le mostramos algunas de las fotos ganadoras en 2013.

* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
Mundos submarinos - El estadounidense Brian Skerry se convirtió en ganador de esta categoría con Feast of the ancient mariner. La fotografía muestra a una tortuga sobre una colonia flotante de diminutos túnidos envueltos en una túnica gelatinosa. Se trata de una imagen inusual, ya que no sólo es difícil captar a las tortugas alimentándose. El autor de la foto vio a este ejemplar de casi dos metros de largo cerca de la superficie en la isla de Pico, en las Azores, Portugal, a cierta distancia de donde estaba practicando snorkell. Mientras se acercaba a la tortuga, Brian pensó que ésta acabaría alejándose, pero estaba tan ocupada comiendo que Brian tuvo tiempo de colocarse para hacer la foto. "Fue complicado por la luz. Yo quería usar luz ambiental, pero por la posición del sol tuve que buscar un punto en el que no hubiese sombras sin molestar a la tortuga. Verla en un comportamiento tan inusual fue mágico", declara el fotógrafo. (© Brian Skerry / Wildlife Photographer of the Year) 
Comportamiento de animales de sangre fría - A Julian, el autor de esta impresionante fotografía titulada Confusing beauty que quedó entre las finalistas, le gusta captar las imágenes de grupos de animales, ya sean aves, mamíferos o, como en este caso, peces. Aquí vemos un gran banco de peces plateados nadando como uno solo tratando de escapar de un posible depredador (humano), un momento muy difícil de fotografiar. Julian estaba observándoles desde cinco metros más abajo en las profunidades de un embarcadero en la isla de Samurái en Papúa New Guinea. "Tenía una idea creativa en mente. Sabía que las barreras de coral creaban interesantes escenas, pero realmente me preocupaban más las dificultades para tomar la fotografía". Para evitar que las burbujas de aire invadieran la escena, tuvo que aguantar la respiración mientras ascendía despacio, algo que si se hace sin precaución puede provocar una embolia pulmonar. "Simplemente dejé que los peces hicieran sus cosas y les fotografié mientras formaban esta gloriosa escena sobre mí." (© Julian Cohen / Wildlife Photographer of the Year) 
Animales en su entorno - The water bear, de Paul Souders (Estados Unidos), muestra a una osa polar en la bahía de Hudson, Canadá, a la que el fotógrafo siguió durante tres días y captó desde un bote en verano cuando el hielo se derritió y el animal cayó al agua. "La seguí muy, muy despacio hasta que cayó al agua. Podía sentir su respiración mientras me observaba desde dentro del agua. Fue muy especial", dice el fotógrafo. La luz también era especial, debido a que el sol de medianoche se filtró a través del humo procedente de incendios forestales del sur, un síntoma del calentamiento del Ártico -la gran amenaza para los osos polares. Al adelantarse cada vez más el deshielo en primavera, se vuelve más difícil para estos animales el poder cazar las focas de las que se alimentan.  (© Paul Souders / Wildlife Photographer of the Year) 
El mundo en nuestras manos - Mike Veitch, de Canadá, ganó en esta categoría con The fish trap, una curiosa imagen de un tiburón ballena tratando de alimentarse de los peces que hay dentro de una red de pescadores en Indonesia. Los tiburones ballena, a pesar de ser los animales más grandes de los mares, se alimentan de plancton y peces pequeños y pocas veces interactúan con seres humanos. Estos animales han aprendido a succionar los peces de las redes de los pescadores, que creen que dan buena suerte. "Este es un ejemplo del poder del ser humano sobre el comportamiento de animales salvajes", declara el autor de la fotografía. (© Mike Veitch / Wildlife Photographer of the Year) 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie