Mundo singular

Descubren una Tierra dos mil grados más caliente

by hola.com

Investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, en sus siglas en inglés), en Cambridge, Estados Unidos, han descubierto que el pequeño planeta Kepler 78b, que identificaron el pasado mes de agosto, tiene similitudes con la Tierra. Los científicos determinaron que este cuerpo es de aproximadamente 1,7 veces la masa de la Tierra; que su densidad es de 5,3 gramos por centímetro cúbico, muy similar a la de la Tierra (5,5 gramos por centímetro cúbico) y que es aproximadamente 1,2 veces el tamaño de la Tierra. En agosto, científicos del MIT identificaron un exoplaneta -planeta que no pertenece al Sistema Solar- con un período orbital extremadamente breve. El equipo encontró que Kepler 78b, que es intensamente caliente y está a 700 años luz de nuestro planeta, gira alrededor de su estrella en sólo 8,5 horas, rápido como un relámpago en comparación con la órbita de 365 días de nuestro planeta. Es la Tierra en el sentido de que se trata del mismo tamaño y masa, pero por supuesto que es muy diferente a la Tierra, ya que tiene una temperatura por lo menos de 2.000 grados más“, resume uno de los miembros del equipo, Josh Winn, profesor asociado de Física en el MIT y miembro del Instituto Kavli de Astrofísica e Investigación Espacial.

* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
Esta imagen, generada por ordenador y suministrada por el Centro Harvard-Smithsonian para la Astrofísica, muestra una comparación entre la Tierra y el planeta Kepler 78b, que se localiza en la constelación del Cisne a cientos de años luz de distancia © Gtresonline
Los hallazgos señalan a Kepler 78b como el exoplaneta más pequeño del que que se conoce la masa y el tamaño. Estas nuevas mediciones proporcionan una fuerte evidencia de que está compuesto principalmente de roca y hierro, de forma similar a la Tierra. Sin embargo, el exoplaneta, debido a su extrema cercanía a su estrella, es probable que tenga temperaturas demasiado altas para sustentar vida, según la investigación, publicada en 'Nature' © Gtresonline

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie