Mundo singular

Un difícil trayecto hasta la escuela

by hola.com

Saben que para ser hombres y mujeres de provecho el día de mañana tienen que recibir una formación, por eso para ellos no hay obstáculo que pueda interponerse en su camino a la escuela. Varios niños y niñas filipinas se ven obligados cada día a cruzar un río para poder llegar al 'cole', algunos incluso construyen improvisadas balsas de bambú para no mancharse los uniformes. Hace una semana comenzaba el nuevo curso en una remota aldea en la provincia de Rizal, situada a unos 50 kilómetros al este de Manila. Los niños acudieron a clase con la ilusión de reencontrarse con sus compañeros y con muchas ganas de aprender cosas nuevas.

* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
Un grupo de niños bordean el río para llegar a clase en una remota aldea en la provincia de Rizal, situada a unos 50 kilómetros al este de Manila 
Los niños vestidos con sus uniformes hacen su camino a través del río y esperan a la orilla antes de la clase 
Tres estudiantes de la escuela primaria filipina cruzan un río en una balsa de bambú improvisada en el primer día del nuevo año escolar 
Una madre cruza el río con sus hijos a hombros para que no se manchen los uniformes 
Sin el uso de una balsa algunos estudiantes tienen que vadear el río, mientras tratan de mantener sus zapatos y su uniforme seco 
Los niños se sientan pacientemente en los bancos mientras esperan a que comience la lección 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie