'Unidos por un cambio global': Cientos de miles de ciudadanos salen a la calle para protestar contra la crisis mundial

by hola.com

Miles de ciudadanos "indignados" de los cinco continentes se manifestaron el 15-O en un millar de ciudades por todo el mundo bajo el lema "Unidos para un cambio global" contra los políticos y el poder financiero y bancario actual. La jornada de protesta amaneció en Oceanía y Asia, donde la participación fue muy desigual con países donde se prohíbe o restringe las concentraciones en lugares públicos, como Singapur o China. Las muestras más masivas del descontento social se vivieron en Europa  y fueron pacíficas y con un tono festivo, salvo en Roma, en donde se registraron incidentes violentos con decenas de heridos y multitud de daños materiales. En España, país inmerso en una fuerte crisis económica y con un índice de desempleo del 20 por ciento, cientos de miles de personas salieron a las calles en casi un centenar de ciudades para protestar contra la actuación de los políticos, los mercados financieros, la banca, los recortes sociales o la precariedad en el empleo. La mayor concentración tuvo lugar en la Puerta del Sol, donde hace cinco meses se inició el movimiento de indignados del "15M". Al otro lado del Atlántico también tuvo eco la convocatoria, aunque en menor escala. Nueva York, Buenos Aires, Santiago de Chile mantienen la tensión tras la marea europea.

* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
Cinco meses después de que surgiera el Movimiento 15M, decenas de miles de "indignados" han vuelto a la madrileña Puerta del Sol, epicentro de sus protestas, para exigir un "cambio global", al igual que han hecho un millar de ciudades de 82 países de todo el mundo. La cabecera de la marcha madrileña de indignados, que arrancó de la plaza de Cibeles sobre las seis de la tarde, empleó una hora y cuarto en llegar a la Puerta del Sol, donde entró al grito: "Que no, que no, que no nos representan". Los lemas más coreados fueron "De norte a sur, de este a oeste, la lucha sigue cueste lo que cueste" y "le llaman democracia y no lo es". La marcha se desarrolló en un ambiente festivo y sin incidentes relevantes. De hecho, un helicóptero de la policía nacional siguió desde el aire a los manifestantes, mientras que en las calles la fuerzas de seguridad tuvieron escasa presencia. 
En Londres, la concentración estuvo frente a la catedral de San Pablo, aunque los manifestantes no pudieron acceder a la zona donde se ubica la Bolsa de Valores debido a un fuerte cordón policial. Durante los discursos, Julian Assange, responsable WikiLeaks y de la publicación de miles de cables diplomáticos confidenciales, animó a los manifestantes con unas breves palabras en las que criticó la decisión policial de impedir el acceso de los manifestantes al emblemático edificio de Londres. 
Decenas de miles de personas se manifestaron en Portugal como respuesta al acto convocado en más de 80 países por el llamado movimiento de los indignados, en protesta por el funcionamiento del sistema a nivel político y económico. La marcha convocada en Lisboa fue la mayor y más representativa, ya que los asistentes convirtieron por primera vez el Parlamento luso en el centro neurálgico de sus protestas. Según la policía, la manifestación reunió a 12.000 personas. Según los organizadores, más de 25.000. Precisamente, la protesta tuvo lugar apenas dos días después de que el Ejecutivo luso anunciara su nuevo plan de recortes para hacer frente a la crisis, considerada la peor en la historia del país. 
Decenas de miles de manifestantes marcharon por toda Alemania en protesta contra el poder de la banca, tanto en Fráncfort, con una concentración ante la sede del Banco Central Europeo (BCE), como en Berlín, con acciones parecidas en el barrio gubernamental y ante la cancillería de Angela Merkel. Las marchas discurrieron pacíficamente, aunque hubo amagos de tumultos ante la sede del Parlamento en Berlín, al pretender unos 200 jóvenes irrumpir en el edificio. 
Los "indignados" del movimiento "Ocupa Wall Street" marcharon hoy por el centro de Nueva York, desde el centro financiero hasta la céntrica plaza de Times Square para protestar contra los excesos del sistema financiero y, según la Policía, fueron detenidas 74 personas. Los manifestantes exhibieron , pancartas con leyendas como "Somos el 99%", "¿Quién nos rescata a nosotros?", "Parad la guerra contra los trabajadores" o "War street is Wall Street" en un juego de palabras para explicar que la actual guerra de las calles se debe a los excesos del centro financiero mundial. 
Más de 1.500 "indignados" se concentraron en Miami para sumarse al 15-O y advirtieron a las autoridades de que tienen "la fuerza para mover el mundo". La manifestación se convocó en la "antorcha de la amistad" en la zona del Bayfront Park, en el centro de una de las ciudades más hispanas de Estados Unidos y en la que hasta ahora no se habían registrado notables muestras de apoyo a este movimiento de protesta. En las pancartas podían leerse mensajes como "Mi padre necesita un trabajo" o "Una persona, un mundo, un amor".
 
Chile acogió la mayor muestra de indignación social de Latinoamérica. En Santiago unas 100.000 personas, según los organizadores, exigieron la redacción de una nueva Constitución que sustituya a la actual, elaborada en la dictadura de Augusto Pinochet, y gritaron también consignas de apoyo a los estudiantes que luchan por una reforma universitaria. 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie