Las mejores fotografías del rescate que ha conmovido al mundo

by hola.com

El rescate que ha tenido en vilo al mundo entero durante los últimos dos meses ha llegado a su fin con éxito, y los 33 mineros sepultados a 700 metros bajo tierra han vuelto a ver la luz. Por fin ha terminado la pesadilla en la mina San José de Chile. Sin contratiempos, la cápsula Fénix fue sacando uno a uno a los mineros atrapados e inmensa era la alegría de los familiares primero, de Chile después y del resto del mundo en general. Gritos de alegría, vítores, risas y lágrimas fueron la tónica general cuando Luis Urzúa, el último minero en ser rescatado, salía de la cápsula. Los 33 estaban ya en la superficie después de 22 horas de rescate angustiosas.

* Usa las teclas derecha e izquierda para navegar por las fotos en la página
El minero Mario Gómez, en el centro de la imagen, acompañado por su mujer, a la derecha de espaldas, saluda después de ser rescatado 
Familiares y amigos de los mineros atrapados celebran los rescates mientras contemplan por televisión la operación de salvamento en 'campamento Esperanza' 
Los primeros en llegar a la plataforma del ‘campamento Esperanza’ eran recibidos entre gritos de júbilo por sus familiares 
Los momentos más emotivos se producían en la superficie, cuando los mineros se iban encontrando con sus familias después de 69 días bajo tierra 
Los que iban llegando a la plataforma del ‘campamento Esperanza’ eran recibidos entre gritos de júbilo por sus familiares y amigos 
Poco a poco, los mineros alcanzaban a la superficie gracias a una cápsula enganchada a una grúa que llegaba por un túnel hasta el lugar en el que se encontraban 
Gritos de alegría, vítores, risas y lágrimas fueron la tónica general cada vez que uno de los mineros atrapados era liberado y se encontraba con sus seres queridos 
Todo Chile ha celebrado en las calles de las principales ciudades del país el desenlace de la mayor operación de salvamento subterráneo de la historia 
Cientos de miles de chilenos festejan el desenlace de esta epopeya, mientras repicaban las campanas de las iglesias y sonaban las sirenas de los bomberos 
Las celebraciones se extendieron a otras ciudades a lo largo de todo el país, como Linares, Punta Arenas, Talca, La Serena y Osorno, entre otras 

Activa las alertas de ¡HOLA! y entérate de todo antes que nadie