papel-pintado-molduras

BRICOLAJE

Papel pintado y molduras: la combinación perfecta para decorar tus paredes

Compaginar distintos materiales es uno de los recursos estéticos más eficaces. Hoy te proponemos una idea infalible para darle a tus paredes un toque especial: decorarlas con papel pintado y molduras. ¡Será todo un acierto!

Seguro que ya sabes que el papel pintado está hoy de la más rabiosa actualidad. En una sola pared o en toda la habitación, decorar las paredes con este material es una gran idea. Sin embargo, siempre es posible dar un paso más y utilizarlo de una forma original. ¿Qué te parece si lo combinas con molduras decorativas para crear una composición en la pared principal del salón? El resultado será espectacular.

La idea consiste en crear paneles de papel pintado, y enmarcarlos con las molduras. Estas aportan al espacio un toque elegante y glamouroso. Si habitualmente se utilizan para rematar los techos, hoy le vamos a dar un uso diferente. Los paneles pueden ser rectangulares o cuadrados, muy grandes o más pequeños, uno o varios… Tú decides cómo va a ser tu composición.

Lee: Decorar las paredes con personalidad es tendencia

Para enriquecer la pared principal

Crear paneles enmarcados para decorar una pared grande es solamente una sugerencia, pero existen otras igualmente interesantes. Puedes, por ejemplo, empapelar hasta media altura, a modo de friso, y rematar con una moldura el borde superior. O crear un cabecero para tu cama, colocando una tira de papel en sentido horizontal y enmarcándola con las molduras. Dale alas a tu imaginación y reinterpreta la idea original a tu manera. ¡Te quedará genial!

Elige las molduras decorativas

El trabajo que te proponemos está repleto de ventajas: además de ser muy decorativo, es fácil de llevar a cabo y también muy asequible. Encontrarás molduras en una gran variedad de modelos, anchuras y materiales: madera, poliestireno o escayola. Estas últimas son las más habituales para techos, pero no se recomiendan para este trabajo, ya que son más complejas de instalar. Un consejo: Decídete por el poliestireno, un material muy práctico: resulta ligero, fácil de cortar y de montar, hay muchos modelos para elegir y, una vez instaladas las molduras, se pueden pintar con pintura acrílica en el color que quieras.

Lee: Añade textura a las paredes con estos revestimientos: ladrillo, piedra o madera

Un proyecto DIY a tu medida

Si te decides a acometer este trabajo DIY que cambiará tu salón por completo, lo primero que tienes que hacer es diseñar tu propia composición. En el paso a paso que te explicamos a continuación, vamos a hacer un panel central doble, rectangular y casi de suelo a techo, y dos más estrechos, uno a cada lado. En cualquier caso, tú puedes crear el diseño que prefieras. Toma las medidas sobre la pared y haz un esquema o dibujo para ayudarte.

Materiales y herramientas

Además del papel pintado, necesitarás molduras decorativas (ya sabes, mejor de poliestireno), cola de empapelar y adhesivo de montaje específico. También te harán falta algunas herramientas sencillas: rodillo o brocha, cúter o serrucho, una escuadra metálica o una caja de ingletear, metro, lápiz y un nivel de burbuja.

Colocar el papel pintado

  • El primer paso consiste en medir y marcar la primera tira del panel central. Córtala y prepárala para pegarla en la pared.

  • Después mide y corta la segunda tira. Para ello ten en cuenta el rapport o case del estampado, de forma que el dibujo coincida.

  • Una vez hayas cortado las dos tiras, aplica la cola de empapelar por el reverso de la primera para pegarla. No escatimes con la cola y, si lo ves necesario, aplícala también sobre la pared. Insiste en los bordes para que no se levanten con el tiempo.
  • Tendrás que pegar la tira de papel en el lugar deseado, empezando por la parte superior, y con ayuda del nivel de burbuja para conseguir que te quede bien recta. Ve alisando las posibles arrugas con un trapo o una esponja seca.
  • Pega la segunda tira de forma que el estampado coincida. Procura no montar los bordes y presiona bien en las juntas. Un consejo: si dispones de un rodillo para juntas te vendrá bien usarlo ahora, ya que hace presión sin marcar el papel.

  • A continuación, coloca las dos tiras laterales, dejando la misma distancia de separación con respecto al panel central. Deja secar el tiempo recomendado por el fabricante de la cola.

Enmarcar los paneles

  • Comienza el proceso de enmarcado tomando las medidas de los paneles (tanto la altura como la anchura), y trasládalas con exactitud a las molduras.
  • Corta las piezas y marca con la escuadra metálica el ángulo en los extremos. Tendrás que cortarlos con la sierra o el cúter a 45º, de forma que la unión de las piezas quede rematada a inglete. Consejo: puedes usar una caja de ingletear para hacer los cortes en ángulo. Será más fácil.

  • Aplica una tira de adhesivo de montaje por la parte trasera de cada moldura y ve pegándolas en la pared, justo en el borde del papel pintado, con ayuda del nivel.

  • Ajusta con precisión las esquinas para que el resultado sea el mejor.

Lee: Ideas modernas y originales para pintar las paredes de tu casa

Más sobre

Read more